lunes, 29 de febrero de 2016

COMO, CUANDO, POR QUÉ: LA VIDA INTIMA DE UN MUSICO ESQUIZOIDE FRUSTRADO Y SIN FUTURO

Nunca escribi por que hago musica y como.
No se por que nunca lo hice y nunca sabré si debo escribirlo. Es un arma de doble filo. Lo que pende no debe ser tocado. En cierta manera, debido a mi estilo de vida, yo pendo de un hilo sobre este mundo, y en este mundo, una de las cuatro o cinco cosas que me gusta hacer, es hacer mis propias canciones y grabarlas.
Empecé en 1995, un año despues de ser echado de una bandita de covers de rock and roll. A pesar del mal trago, la musica ya la traia desde antes. En 1980 me compré mi primer disco elegido por mi: Unmasked, de Kiss. Aprendí a cantarlo por fonetica a los cinco años y medio. Apagaba las luces para bailar en la oscuridad y que nadie me viera. Mis padres no me molestaban y me dejaban poner el tocadiscos en la pieza de mi tia, a la noche. Me gustaba bailar y cantar. Sentirme en el spotlight. Decir. Comunicar. Siempre fui muy timido y con el paso de los años se hizo peor y peor pero la musica siempre estuvo ahi para salvarme las papas y dejarme siempre con un gusto dulce en la boca una vez que se apagaban las luces y todo parecia no poder componerse.

"...tHAT LEGENDARY DIVORCE IS SUCH A BOOOORRREEE..."





Aun tengo fresco en mi memoria estar caminado por las calles de Mar dea Ajó en 1983 y escuchar a DaVID bOWIE CANTAR LETS DANCE DEsDE LA ROCKOLA. Stevie Ray Vaughan en el solo de guitarra. Que mas queres? Te entra en las carnes y no se te va nunca mas. 
Cuando unos es pequeño uno es como una esponja y absorbe todo con una intensidad fuertísima y cuando uno adquiere conocimientos en un estado mental y espiritual tan virgen, eso te forma el caracter y te da poderes, te da notas, claroscuros sentimentales que se añaden a tu esqueleto emocional y te convierten en un ser de la belleza. Bien usado, puede ser el septimo cielo. De lo contrario, ahi estan todas las pobres almas que he conocido en los hospitales de dia de Capital Federal. La mitad estan muertos por mano propia. No los culpo. Como dije, uno absorbe cosas y hace lo que puede. Nadie es perfecto.

Para 1985 me regalaron dos discos mas para mi cumpleaños. Arena, de Duran Duran, y We are the world, el disco de estrellas cantando la conocida cancion y salpicada en el long play con hits de Prince, Bruce Spreengsteen, Kim Carnes? , Northern Stars (estrellas canadienses haciendo la par del supergroup yanki), y otros.
Por alguna razón, entre 1980 y 1988?, no compré casi ningun disco. El concepto de que habia artistas que sacaban discos cada nueve meses como quien caga vinilo no me entraba en la cabeza. Yo simplemente creia que ESE DISCO, era el UNICO DISCO, y que no habia mas. No estaba muy enterado si Kiss habia sacado un nuevo disco o si habia nuevos discos o discos anteriores a los, en realidad, EL DISCO, que yo habia comprado. Simplemente no sabia. Estaba volando en una nube de pedos. Era muy inocente. No contaba con dinero propio. Jugué con los muñequitos de He- man hasta bien entrados los 14 años, hasta que un dia desaparecieron. Mis padres deben de haber pensado que su hijo era retrasado mental u homosexual. No me interesaban las chicas, los chicos, los discos, las drogas, matarme, la muerte, la vida, nada. Yo solo me despertaba e iba al colegio porque mi padre me mandaba al colegio. Tampoco estaba interesado en el colegio. Repetí primer año de secundario unas cinco veces. Entre los colegios a los que fui, fui a: el Pellegrini, El Roca, El E.n.e.t. Sanchez de thompson, el colegio Sarmiento (de la calle Libertad al 500, en el microcentro, de donde me expulsaron por quemar una biblioteca, cosa que nunca hice, pues amaba y amaré los libros, mis otros grandes compañeros y novias).

Para 1984 mi padre compró en cuotas un grabador Sanyo. Pequeño, portatil. Aun recuerdo la textura rayada de sus teclas. Era plateado. Tenia una tecla de REC. Yo no sabia usar. Una vez con un amiguito metimos un casette virgen y sin querer nos grabamos a nosotros mismos maniopulando el susodicho aparato. Le dimos rew y casi me cago en las patas. No pude pensar coherentemente que podia hacerlo otra vez, voluntariamente y grabar algo. Yo pensé que la había cagado. Ese grabador hizo las delicias de todos. Un dia vino mi amiguito Sergio a casa a ver Mazinger en la tele y yo me metí debajo de la cama y grabé en el grabador un sonido tipo: ssssrrrgghhhhssrghhhfffrrrghh..., como de miedo, como de fantasma espíritu....pero muy bajito, sin que él se diera cuenta. Entonces le di a rebobinar, y entonces subí el volumen y le puse play. 
Sergió no volvió nunca mas.
Muchos casettes empezaron a aparecer por la casa, incluido uno de Alejandro Lerner con canciones bastante pegadizas y berretas. Incluida una llamada Transitoriamente, sobre ir a... un albergue transitorio. Tambien aparecieron muchos casettes de folklore y muchos mas de rock, que los pasaba mi hermana, de Raul Porchetto... y muchos mixes de casette virgen con canciones en ingles, que me llamaban la atencion por ser tan distintos a Juan Carlos Baglietto. Empecé a escuchar la radio compulsivamente sin distinguir la A de la Z o izquierda de derecha. Estaban los Pink Floyd, los U2 y los Lionel Ritchie y demás. Mayormente escuchados en equipos de musica de mis amiguitos que hacian asaltos al terminar la primaria en los cuales yo hacia el tonto al mejor estilo Tio Lucas metiendose las papas fritas en la nariz y otras yerbas merecedoras de el mas alto sopapo. El tema de los Cazafantasmas. En el 86 de alguna manera llegó el disco Vibraciones 86 a el cesto de los disocos de mi tia. No se si era mio, si lo compré, si no lo compré, o lo que sea. Ashford & Simpson, Kim Carnes, Tina Turner si no me equivoco. Tambien The Power Station, con Robert Palmer a la voz de un single grosisimo super sensual, "Some like it hot". Tambien estaban algunos de duran duran, Y ESE SONIDO DE BATERIA. 


La cuestion es que, habiendo pasado mas de media decada sin actualizarme para nada en el ambito de las producciones discograficas del mundo, habia mucha carne en el asador. Hits. Hits, carajo! De repente estaba Tina Turner cantando You better be good to me, y, bueno, es algo poderoso. O era en el de Usa for Africa? Quien sabe. Era todo un trip. Creo que hasta 1991 no compré ningun otro disco, o si solo me nutrí de viejos casettes mix de Pink Floyd y Billy Joel ("A matter of trust" me emocionaba mucho con esa potencia rockandrollera)...


Eso si, en lo de mi primo Guille habia mucha mas musica. Pilasy  pilas de discos de todo tipo, de Kiss, de Ozzy, de Motorhead, de AcDc, de todo. Saturday Night Fever, de The Bee Gees. El disco de Unicef, con Abba y otros (los discos de super grupos y demas estaban a la orden del dia en mi vida. Union paz y libertad y discos de platino. Precían estar pasandola barbaro vendioendo tantos discos y ayudando a casi nade. Es un chiste, broma.

Me olvidé de algo. Cuando yo era chiquitito, mi mamá me ponía el Voulez Vouz de Abba. Yo debia de tener unos tres años. Sonaba Chiquitita y yo me sentia muy extraño. Muy. Muy. MUY. La melancolia de esa cancion a mi me ubicaba en un plano emopcional muy cercano a mi casa, o A CASA. Profundo, grave, snetimental, emocionalmente recargado y diurecto al corazón. Yo creo que puedo decir que esa cancion fue la que me hizo a mi, a Bocadillos. Para bien o para mal, esa cancion sobre la destruccion del corazon de una mujer que tiene que soportar escuchar a una amiga decirle que va a estar todo bien, fue como... bastante demasiado. La voz de Agneta Falkskogg es demasiado hermosa para una sola historia de rock and roll. Así terminó la rubia. Aisladas en una isla siberiana de novia con su propio stalker.
Y yo apenas podia gatear para subierme a una silla.

A lo largo de estos ultimos 15años he visto a mucha gente alrededor de mesas de centros terapeuticos psiquiatricos ser victimas de a elección de una mala canción. Puede sonar melodramatico y exagerado, pero creo que es mas o menos la historia de todos. La cabeza te hace click a un ritmo preconcebido en tus genes y si das un paso en falso o te aferrás a eso, estas en el horno. Es una mezcla de decisiones, suerte y destino. No lo puedo explicar mejor, pero si te pasó a vos, para bien o para mal, y estas conectado con vos mismo, entonces sabés de lo que estoy hablando.

Saltemos piadosamente a 1987 o 88 u 89. Mucha radio. Fijate tu, en la radio: Arcadia, un spin off de algunos miembros de Duran Duran. Mas, rock nacional. No se muy bien en que año, debe de haber sido 1987 u 88. Vi a los Pericos, teloneados por MAN RAY, en Obras, con mi primo del alma Cristian Novo. Gentil muchacho. Compramos las entradas y fuimos a verlos. Abrió Man Ray. Estoy en la popular, palco del lado de la derecha e Hilda Lizarazu se canta la vida. Ese fue mi debut. Perdí el virgo con Man Ray. Inmejorable, tarea fina la de Lizarazu, gran carácter y sensibilidad. Miro hacia el costado y ahí estaba esta Andrea (o era Sandra?) Cohn, una minusita, feucha la pobre, que habia denegado mis servicios osculatorios en el andén del tren en Palermo. Mirandome de costado y bailando a gogo como yo lo hacia.
Empecé a escuchar la radio (la Z 95, dios me libre) espasmodicamente y deleitandome erroneameante con los hits de verano otoño invierno primavera (si, en ese orden) . Los Cadillacs. Rick Astley. Gloria Stefan, Taylor Dane, Living Colour, y ese tema con la guitarra lánguida, paaaing peeeeinngggg paaaannngggg.... Wicked Game, de Chris Isaak. Tambien estaba este bodrio homosexual que lo pasaban todo el tiempo:



A los quince me habia comprado una guitarra electrica, una Kuc, stratoide. La flashié. Sigo flashiado. Las guitarras me llaman poderosamente la atención. Me excitan. Es casi tan bueno como quien se va de putas o colecciona armas o cria peces o sale a hacer jogging o es cinéfilo. Las guitarras viejas me gustan. Tienen marcas del uso, pedazos que se caen, cicatriuces. 
En las guitarras, me gustan las mismas cosas que en la gente. La evidencia del desgaste, los años, la experiencia, las mutaciones por el tiempo y el agravio. Sep. Se te hace vicio.

La gente con marcas es la mejor gente.

Automaticamente empezaron a venir mas temas, mas musica, mas radio y mas guitarras de segundamano.
Una de las primeras cosas que aprendi a sacar en la guitarra con una sola cuerda fue "Endless love" de Lionel Ritchie y Diana Ross. Tambien "cuando los santos vienen marchando" de Louie Armstrong. Y Somoke on the water, de DP. Con la viola de mi papa, la criolla. Despues con la electrica (sin ampli, no me comprarias uno hasta el 2003).

La cuestuion es que me la pasaba papando moscas, escuchando algunos casettes de Ray Charles, lo mechaba con Rick Astley, despues iba al colegio, me echaban de alguno por llevar una porno o por revolear una silla o directamente pasar todo un brazo por el vidrio de una ventana (posta, y sin abrirla).
Llegados los noventas, sin un titulo bajo el brazo, interesado en nada mas que la musica y masturbarme copiosamente, era un cero a la izquierda. Empecé a juntarme con algunos pibes del barrio a ensayar. Yo cantaba y llevaba mi Faim SG turquesa para que la tocara el guitarrista. Fumaba cigarrrillos y, como tenia todo el tiempo del mundo, desperdiciaba el tiempo gritando y haciendo enojar a todo el mundo y tener un microfono y un amplificador de cincuenta watts prestado solo empeoraba la cosa. Tratabamos de hacer covers de Creedence y los RS y Chuck Berry y Black Sabbathj. Era muy divertido. A mediados de 1994 yo ya era historia y volví a mi casa resignadísimo. De vuelta a la soledad. El colegio no funcionaba. Las amistades no llegaban. El colegio era un tedio, iba y me sentaba y la los cinco minutos ya andaba en alguna, o simplemente me quedaba con la mente en blanco, o directamente explotaba. No podia ni hacer las tablas de multiplicar, era como involucionar a un estado de retraso mental severo donde el desinterés era la emocion rey. Parecia que donde fuera habia una legión de preceptores hijos de milicos, igual que en la primaria. Eran como hongos y se reproducian igual de rapido y al toque conseguian trabajo de preceptores (DE COBANIS), que siempre te estaban rompiendo las bolas por algo, que no te dejes la barba, que el pelo esta muy largo. Eran unos sadicos y yo estaba hecho un llanto. Empecé a trabajar de cadete en un buffet de abogados A LOS 15, y con los primeros 60 pesos que cobré, me compré una Kuc y volví a casa en taxi, tratando de no rayarla. Esa viola mas tarde se la prestaria a un amigo (amigo?) y no la volveria a ver nunca mas. Esto debe haber sido finalizando los 80's...

Un dia fui a lo de mi tia y vi que se habia comprado un equipo de musica con doble casetera.
Un dia, enchufÉ la guitarra y la grabé en el casette "B". Entonces me di cuenta de que se podia poner un casete en el deck "A" al mismo tiempo que se grababa en el "B" y que cuando uno tocaba la guitarra con un casete previamente grabado, las dos cosas se mezclaban. O sea, yo ponia un casette de Kiss, y me convertia instantaneamente... en ACE FREHLEY!
Salvando las distancias, por supuesto.
Grabé una pista de guitarra en el deck "B", lo pasé al "A", le puse play mientras grababa en OTRO casette en el deck "B" t así tenia un multipista en mono. A la cuarta sobregrabación el hiss, o sonido de soplido de la cinta, ya era enorme. Pero las posibilidades eran gigantescas. Hice alto desastre con ese equipo, practicamente hasta que se cayó todo el mecanismo adentro del equipo para no volver jamás. Los parlantes se desconaron. Se falsearon las caseteras. Rompí y até cables pelados con los dientes, destrOcé guitarras cuyos mastiles Y CLAVIJEROS salian volando en pedazos hasta el techo de mi pieza. 

Mi papá me miraba con mucha tristeza porque sabía que habia algo malo dentro de mi, y tenía razón..

Ok.
Podia hacer mi propia musica si yo queria, no tenia que ser un Ace frehley... podia ser un Fernando.
La ´primer letra grabada conun microfon fue "Hoiy me voy a poner al dia", sobre el track "Space Invaders", de el primer disco de The Pretendres. Sonaba horrible. Siempre he cantado horrible, pero esto era atroz. Pero mas o menos me dio una idea de como uno podia ir metiendo cosas incluso en un limuitado numero de acordes o secuencias de notas.
Yo estaba en el septimo cielo, y desde entonces n o paré. Me compré un walkman Aiwa J-195 con microfono corbatero estéreo. Para 1997 ya estaba haciendo mis primeros temas "vocales". Uno de los primeros fue "Helen Hunt", que terminó en el primer tape underground que salió en un sello británico de UK llamado Kylie Productions, de Joe Morris. A Joe le gustó lo que esuchaba y me pidió mas temas. Terminé haciendo diecisite temas, in cluido "Shandi", de Kiss, de su disco Unmasked (mi primer disco).

Al momento de mandar a Inglaterra llos temas en los casettes... que gran momento che. Era lo mas. Tambien, saber que habia locos como yo interesados en hacer musica en casa y tener esa vibra loca y anarca de hacer lo que te diera la gana, ESO SI QUE ERA LO MAS. De repente empecé a comrarme discos de Reynols, t compilaciones under de toda europa y Japón. NMe llkegaban sobre de todo el mundo y yo mandaba mis casetes rantifusos que apenas se tenian en pie con el walkman que amenazaba caerse a pedazos. Exacto. LO HICE MIERDA A ESE WALKMAN. Lo llevaba al cinturon como si me fuera la vida en ello. Escuché a Lou Reed y me empapé. A Leonard Cohen. A Kiss. A Nirvana, a Hole, a Concrete Blonde... me iba a Musimundo, compraba un cd, lo grababa, volvia a Musimundo y lo cambiaba por otro, lo llevaba a casa, lo grababa, volvia a Musimundo, lo cambiaba... los vendedores de Musimundo me veian venir y ya ponian cara de orto hasta que un dia me dijeron que no habia mas cambio. De esa manera, por el precio de un cd, tenia 5 o 6 grabados en casetey por ende en el walkman, y me lo llevaba al laburo a cadetear, trabajando para el orto, no por malicia, sino porque nunca pude amoldarme a la mirada en los ojos de mis adultos res e irresponsables. a ese walkan, grabé tanto que lo fundí. Se le salieron las teclas, se me cayó al suelo y se abrió como un tomate podrido. Me compré otro Aiwa, el J-199, parecido al anterior. Hoy, al 2016, todavia lo tengo y todavia graba. Graba un poco acelerado pero si lo uso como grabador y como pasador a digital, anda perfecto. El mic se le cortó uno de los cables, pero el micro estab entero, vaya uno a saber donde está.
He de admitir que he tenido algunos amores extraños en mi vida, pero la musica ha sido el mas fascinante.

Tipo 1999 me di cuenta de un programa de dos pistas que se llamaba Goldwave. Al abrir una ventana de grabacion mas otra ventana con otra pista en modo PLAY, uno podia grabar y pegar y mzclar ora a izquierda derecha o dnetro muchas puistas mas, sin el detrimento del hiss de la cinta de casette. Solo se necesitaba un microfonito de PC de esos para chatear.
Desde entonces no paré y sigo usando el mismo metodo. Grabo, pongo play mientras grabo oitra vez, corto, pego, mezclo, doy volumen, añado un reverb o un delay o enchufo la guitarra con mis pedales. Se me ha ocurrido que es una cosa compulsiva por no tener otro outlet emocional como tiene otra gente que hace otras cosas osimplemente se vuelve vieja de la manera mas comun (trabajo, hijos, drogas, suicidio, desempleo, deportes, estudios terciarios, etc.-).  Pero es una buena manera de perder el tiempo. O sea, a Daniel Johnston nadie le reprocha nada, no? Bueno. Ademas, tengo todo el tiempo del mundo. He llegado hasta a grabar en cibers con la guitarra en una casilla, cuando no tenia una computadora. Posta. Con la acustica y con el slide. Los chinos del ciber me miraban como si yo estuviera loco. (Lo estaba, lo estoy, y se pondrá peor, pero es parte del juego).
Como explicarle a una persona que no hace musica las ventasjas de hacer musica de uno mismo? Pues esta: te afeitas menos pero te conocés a vos mismo mucho mejor. Te hace bien. Hablás con vos mismo. Incluso a veces hasta empezas a hablar solo todo el tiempo,en voz alta, aunque estes solo. No se si esto es sano o si esta cercano a una completa rayadura de cabeza, pero con el tiempo uno se acostumbra a ser su propio testigo. No es lo mas lindo, pero es mejor estar loco y solo que estar muerto en un cementerio en una tumba barata a cincuenta centimetros del suelo a los 27 años.
La musica provee sabiduria, experiencia, conexion con uno mismo, las tarea nocturna profunda, el desvelo de la guitarra y la voz de uno mismo arrullandolo al sueño a uno mismo. Aprender un instrumento es genial. Trae paz mental. Lo hace a uno verse hermoso y uno irradia ondas pertinentes y es un sentimiento solemne y maravilloso. 
Ayuda a la autoestima, desoxida los reflejos y te conecta a lo divino que hay en el universo de esa manera unica que solo la musica, el vaso conector entre Dios y los hombres, puede hacerlo. 
No importa que musica te guste o toques. Es una buena opción a los multiples tipos de muerte en vida que puede haber, y estoy seguro de haber visto en la cara a varios de esos tipos de muerte, y no son lindos.

SE VUELVE UNA SANA OBSESIÓN QUE REGENERA LAS PARTES APALEADAS CON UN BESO DULCE Y DURADERO. Y COMO EXTRA, HAY AMISTADES, LOS BONDINGS SUPREMOS, LAS AMISTADES CON QUIEN JUNTARSE A ZAPAR Y HACER TEMAS.
Como decia Alexander Supertramp en "Into the wild", la felicidad solo es cuando es compartida.
Y cuando la companía no llega, uno se lame solo , como el toro. Eso si, mientras se aprieta el REC diez segundo antes y contando el ultrafamoso one two three four antes de sonreir.
Es lo que mas me gusta a mi, y una de las pocas cosas que sé hacer con todo el corazon.
Para muestra un boton, dejame que te cante esta canción una vez mas y no te jodo mas. 

"And I hold to my own
like a priest to his crucifix
and I pray for madness
or maybe I should pray out of this"



Paz entre nosotros los hermanos,

Fer

Buenos Aires, 29 de Febrero de 2016, 1:22 a.m.- :D

miércoles, 24 de febrero de 2016

LA RENGA


Yacía en una cama como yace la gente sola: sola.
Con los ojos redondos y estáticos fijos en el techo, de vez en cuando un parpadeo solo para humederlos. Negros, pétreos. Aún así, una llama. Si alguna vez viste esa mirada, sabes que se trata un poco de ambición, de un poco de dulzura, de un poco de fracaso, y de como eso te pega en la cara y te triza las facciones. Te vuelve flaco por dentro. A veces uno nace con eso adentro, te da esa rosa, esas espinas tambien, y todo a lo que se aferran tus manos se crispa y teme llorar.
La renga yacía en su cama pensando. La manta extendida hasta el cuello, los puños sobre el dobladillo de la manta, los nudillos blancos, y la manta estaba tan arriba que la parte de abajo solo mostraba un solo pié. El otro pié estaba oculto mas arriba, solo por el hecho de que Dios le habia dado pié y medio.
No te fíes de los feligreses con el corazón debil que te dicen que algún dios es un dios de amor.
Dios es flor de hijo de puta.
Y la renga bajó la manta de un tirón, enojada.Se levantó de la cama, fué hasta el armario y sacó un par de tijeras de un cajón y volvió a sentarse en la cama. Puso la tijera abierta en su muñeca izquierda. No respiró. La punta hizo un agujerito en la piel, y la piel abierta dejó escapar una gotita de sangre. La joven pensó que esta cosa roja era lo que la mantenía viva, y sin esa cosa roja (la sangre es una cosa) ella dejaría de ser una cosa.
Entonces, desde el cuello hasta las rodillas, con la tijera abierta, rasgó el deshabillé por delante y se deshizo de la tela inútil y tiró las tijeras al otro lado de la habitación con asco.
El cuerpo imperfecto, expuesto, de la renga. Los pechos el abdomen el pubis y esas piernas donde la mala suerte no había terminado bien el trabajo.

"Tengo algo adentro y eso me ha de llevar a algún lado", pensó.


Se dejó caer en la cama sobre el flanco, hecha un ovillo y antes de apagar la luz, con una mano en la entrepierna y con otra tapándose el rostro, con pensamientos que solo Dios conoce, acabó.


                       


Se levantó con los primeros rayitos del alba dándole en la cara a travez de las rendijas de la persiana. Se puso una remera, unos jeans, medias, los zapatos ortopédicos.

Agarró las llaves, las puso en el bolsillo y de la mesa de luz un paquete de Baltimore. Sacó un pitillo, se lo puso en la boca de labios tensos y duros. El encendedor hizo un click, la llama, la inhalación. El cigarrillo temblando en la mano. El sonido de un pájaro. Un pájaro que gorjea como un niño. Prendió la radio y una bachata meció el aire lívidamente.
Los pájaros lo dicen mejor, pensó la renga
Y apagó la radio, con el hielo aparente de las almas buenas en los ojos.

                


Comadre está festiva, debajo de los banderines de colores. Con su gruesa cintura y sus rulos de ruleros y las gafas de culo de botella, nunca habia podido dejar de estar de un ánimo exacerbadamente festivo. Nadie la culpaba, enorme como era, con sus gruesas piernas sosteniendo el cuerpo gigante, no, nadie la culpaba, y menos la renga. Que estaba cruzada de brazos en la sombra contra la pared en el baile de la sociedad de fomento. Pelo negro atado en una cola, saquito de lana rosa sobre una remera negra. La prudente falda hasta los pies.

Y ella lo veía todo. Los jóvenes bailando o charlando o simplemente haciendo las dos cosas al mismo tiempo. Todo un logro de coordinación para un hato de gente linda-
La renga giró la cabeza a un costado y sin dejar de mirarlos, escupió.
La mujer podia ver en capas. La primera, los circundantes del baile mas cercano. Torsos, nucas, un leve zarandeo. El recorte de pelo en la nuca de los hombres, rodetes y lacios y coletas brillantes en las mujeres. Poco interesante.
La segunda capa, la peor de todas, los bailarines tensos en su afán de agradabilidad, por ende, inhábiles. Sudores y carótidas. De vez en cuando, alguno pegaba un salto en un paroxismo de la danza inexplicable para la renga.. Entonces ella doblaba los labios en una media sonrisa, endurecida irónica, y giraba la cabeza a un costado, permeada levemente.
 La tercer capa estaba mas allá del baile. Los viejos, los borrachos, las tias resultonas y las mujeres con niños de pecho, amamantando, sumidas en el exilio de una responsabilidad oscura, se sentaban en los bancos hechos con tablones y tachos de pintura, figurando los porqués y esperando, reblandecidos por la realidad y esperando.
Entonces, como sucede en todos los cuentos de hadas, la renga lo vio. Y medio que se pegó un susto, porque al principio pensó que él tenia miedo, porque lo vio mirándolo todo en la oscuridad, los ojos entornados y pequeñitos brillando como bolitas incluso en la oscuridad, tan piadosa, y lo vio en una cuarta capa, y entonces la renga se dio cuenta que no era miedo, sino hambre.
De vez en cuando la segunda capa de bailarines se hacía un jirón y la mujer lo escaneaba en una milésima de segundo. Ladeó la cabeza y aguzó la vista hasta llegar a él, anónimamente. Tendría definitivamente la mayoría de edad, mas veinte años. Un tanto gordito, sin afeitar, el pelo medianamente largo, nariz prominente. Cuando el hombre deshizo el cruzamiento de brazos y se arregló el pelo detrás de la oreja, vio que esta era pequeña y pegada a la ancha cara. Tatuaje en el antebrazo, manos pequeñas.
Jean gastado, camisa negra, zapatillas.
"Debe tener el alma blanca", pensó Lidia, y cuando este pensamiento le cruzó la cabeza se sintió sorpresivamente enojada consigo misma.
Inspiró, deseando cerveza, pero la renga no tomaba y su cara dura y hermosa se inclinó a un ocaso azul casi transparente. Vida de mierda con esos frikis del carajo.
Y la renga volvió a mirar al tipo de costado, subitamente parapetada a destajo por la penumbra del sector de los apartados, y esto no le gustó, y toda la mierda e cayó encima como un volquete de ladrillos en la cabeza y en el lomo, llenandole el alma de tristeza y cuando el corazón se le llenó de tristeza se puso furiosa, y entonces puso pies en polvorosa y, circundando el baile, tocando la pared del perímetro del gimnasio más para tener un asidero moral que para no darse un porrazo, se acercó al muchacho ceñudo que bebía de un vaso de plástico lleno de cerveza.

"El pelo se le metía en el vaso porque no quiere estar acá".

"Bah, en una de esas sí quiere".

Pero la renga sí sabía de esas cosas, porque así estan las cosas.

Llegó a la esquina del local y lo vió de perfil y mas de cerca. Un metro setenta (con zapatillas, se dijo para si misma), panzón... levemente. Ok. Los pantalones con botamanga, piernas cortas, ligeramente encorvado, pechera de gorila, papada barbada, el flequillo en cinco años pasaría de apenas la frente hacia patentemente el nacimiento del cráneo.
Y una cosa mas, que hizo que la renga se sonrojara.
La mujer apuró el tranco hasta ponerse al lado del gordezuelo que estaba absorto en la zona de luz de los bailarines, cabeceando levemente al son de la música, apenas zumbado de birra.
Cuando estuvo a su lado, juntó las manos sobre la falda y después las separó para arreglar los costados de la pollera, y , mirando al frente dijo:

- Tenes la bragueta abajo.


El hombre se despertó del leve sopor girando la cabeza. Vio unos ojos negros y rispidos y las cejas de ella se inclinaron en un dejo tutorial.

Entonces la mujer bajó la cabeza y volvió a mirar al frente hacia los bailarines. Luces de colores, rojas y azules, enmarcaban los rostros de ambos.

- Tenes la bragueta baja y te puedo ver el calzoncillo.


El hombre parpadeó y miró hacia abajo y vió parte de su humilde masculinidad enfundado en el calzoncillo blanco.

Rapidamente se recompuso, dejó el vaso vacío de cerveza en el banco de atrás de él. Subió la bragueta.

- Perdón...


Cuando el tipo dijo perdón, a la renga se le cruzaron dos pensamientos. Uno, residual: que el tipo era un tonto que con un "perdón" podia zanjar cualquier situación, y dos: que en realidad pedía disculpas por algo que necesariamente no era un pecado mortal pero que le era engorroso o trivialmente insignificante.


- Siempre andás con el pito afuera vos, che?


El hombre apenas movió la cabeza, y la renga lo supo con la visión periférica.


- Y vos siempre le estas mirando la pija a los tipos del otro lado del salón?


La renga sintió un dolor en el corazón y no sabía si sentirse mal o bien. Solamente sintió.


- Yo no... - quiso replicar la renga, pero como solo habia una respuesta coherente y no podía decirla, la dijo igual.

- No, no le miro la cosa a nadie. No te estaba mirando la chota.
- Y como te diste cuenta?
- Soy muy observadora.
- Ya veo...

La renga miraba fijo al frente y el hombre la miraba, y la renga se enculó, porque pensaba que lo había hecho todo mal. Aunque nadie estaba mirando y escuchando, Lidia pensaba que todo el mundo estaba mirando y escuchando, porque ella siempre estaba mirando y escuchando, y a ella nadie la miraba nunca y rara vez decía algo. Cosas del corazón.


- Soy Fer - dijo el muchacho y le extendió la mano izquierda para estrechar la de ella.


La renga no le dio la mano. En vez de esto dijo, ofuscada:


- Vos de que planeta viniste?


El tipo se sonrió con una sonrisa de labios cerrados, como de Droopy, y Lidia pensó que el sabía que algun dia se iba a morir. 

Y que ella tambien.

- Yo vengo de... una estrella distante, de Uranus. Queda a la vuelta de la Capital Federal pasando la autopista de... como se llame... vos quien sos?

- Yo soy la Lidia.
- Y te dicen...?
- Si. Y a vos te dicen forro del orto.
- A mi me dicen andáte.

La renga hecha una furia amagó darle un sopapo y el muchacho la anuló poniendose pegada a ella.


- Lidia, sabés que?


Lidia tenía otra vez esas brazas en los ojos y a Fer le gustó.


- Que... estúpido.

- Se me volvió a bajar la bragueta.

La renga bajo la vista y la subió de vuelta rapidísimo y no pudo evitar un espasmo de risa. Y entonces levantó la cara, que de repente estaba desnuda y sin máscara, pelada y sin mas fuerzas para retruécanos y boludeces.


- Tenés que ir a que te cambien el cierre.

- Dificil conseguir una mercería un domingo a la medianoche.
- Yo sé coser.
- Mh. Cosés bien?
- Soy una experta del re carajo.

                                       


La mujer tomó el costurero y lo puso sobre la mesa. La cara solemne, casi enojada, pero en realidad estaba descolocada. Él se sacó las zapatillas, después el jean, quedando en calzoncillos. La mujer vió que la ropa interior del hombre tenía unas calaveras azules. Los testiculos apretados en la tela. Sin erección. Casi sintió culpa. Se suponía que los tipos te ponian contra la pared y te cogían. 
Y este tipo parecía que realmente esperaba que le cambiaran el cierre del jean.
Los pies sucios. Un corte en la rodilla. El vientre colgando aún en la remera.
La renga lo miraba con la boca casi abierta.

- Tenés algo en la rodilla.

- Me corté.
- Como.
- Me caí.

Lidia lo miraba de pié, aun con la palma de la mano sobre el costurero sobre la mesa.


- No sé coser muy bien.

- Y yo no sé coger muy bien.
- Estamos a mano.
- Sí, estamos a mano.

El hombre se cruzó de piernas y prendió un cigarrillo y la miró directamente a los ojos.


- Bueno, algo vas a tener que hacer con esas agujas.

- Sí, metérmelas en el culo - dijo la mujer, casi sonriendo.
- Probable. Tenés una Bic?
- Qué?
- Una birome.
- Hay un lapicero ahí - dijo señalando una cómoda en el líving.

Fernando se levantó y fué hacia el lapicero. Parecía un gorila bebé, oxidado, un niño viejo. Expelia un aura cansina pero potente.

Lidia respiraba pesada y lentamente, aun de pié ahora con el costurero ahora en la mano que casi era un puño. El tipo volvió con una Bic negra, la dejó en la mesa y tomó el costurero de la mano de la renga. Sacó tres agujas pequeñas y las ató juntas con un largo pedazo de hilo azul que cortó con los dientes mientras la miraba a los ojos, en silencio.

- Sacate la ropa.


Lidia exhaló profundamente, sin sosiego, y haciendo de tripas corazón para no preguntar mas nada, se quitó el saquito de lana primero, la remera despues. Tiro la ropa al suelo y dejó los brazos laxos a los costados del cuerpo, y cuando el le dijo "Toda la ropa", se quitó el sostén, y lo hizo un bollito con las manos y lo dejó con las palmas hacia abajo sobre el corlok de la mesa.


- Todo.

- Y vos?
- Tenés razon.

Fer se quitó la remera, después los calzoncillos. Pelos en el pecho, negros, lacios, alrededor del ombligo, rizos negros en el pubis, rojizos, en el escroto, en los huevos.

La renga apretó los labios y se bajó la pollera. Un culotte de satin negro alrededor de las amplias caderas trigueñas, y cuando se bajó la bombacha, esta se enredó en el botin ortopédico y Lidia destrozó la bombacha con ambas manos con tirones impotentes que la hizo trastabillar, pero se recompuso y recobró el equilibrio y volvió a ponerse derecha, muy lejos de estar serena, mientras le caían las lagrimas por la cara, que tenia la seriedad de una cruz en la tapa de un ataud.

                                    


Y estando los dos desnudos, el uno contra el otro, se entendieron a la perfección (como en todo cuento de hadas que se precie).

Fernando le puso la mano en la mejilla a la renga, que crispó la cara no por verguenza, sino porque estaba enojada por algo que podía entender a la perfección pero que no se debia decir a nadie con precisión. Subitamente deseó que el hombre la golpeara o ser arrollada por un tren, lo cual hubiera surtido el mismo efecto y aun así no habria solucionado nada que ella no quisiera solucionar.
Y entonces el joven, que sabía de estas cosas, le mordió levemente la mejilla y la renga se rió y, sin más, se echó a llorar sobre la piel de su hombro que olía a grasa, sudor, y tabaco.
Y el tipo le puso una mano en la nuca y la acostó sobre la mesa, desnuda como estaba, y le dijo:
- Boca abajo.

La renga se puso boca abajo con las manos sobre la cabeza, y Fernando apretó ferreamente las muñecas para que estas estuvieran mas juntas con un apretón entre dulce y tiránico y la mujer descubrió que respiraba con dificultad.

Las lágrimas no se secaban aun en sus mejillas y, aunque no pudo sonreir, Lidia, la renga Lidia, se encontró no solo feliz, sino algo mas que no habia sentido nunca: era una rehén de un agente exterior a sus propias fuerzas.
El hombre pellizcaba su espalda, fuerte, y la espalda se crispaba y volvia a la relajacion anterior, que no era en realidad relajación alguna, y la mesa de corlok barato, fria, a punto de sucumbir y la renga en toda su longitud, con un pié colgando de la punta de la mesa y el otro pié bien adentro de la mesa y la renga estaba muy quietita y respiraba poquito y la renga era tan grande como todo el mundo, y era larga como todos los caminos, y expansiva, y al igual que una granada podía explotar, mientras el hombre cortaba su piel con las agujas puntada a puntada y la tinta azul se metía dentro de su piel, dentro de su carne, dentro de su vulva y de su vida y de su alma, puntada a puntada, una y otra vez dejándola sacrosanta.
Cuando Fer terminó, la renga estaba mas que despierta. Metió la cara dentro de las nalgas de ella e inspiró con la nariz contra su ano, y entonces la renga, delicadamente, hinchada y dolorida por las agujas, bajó la mano temblorosa a punto de desfallecer, y la apoyó en la cabeza de él y le dió una tierna caricia y entonces lo metió mas adentro de ella tomándolo por los pelos, literalmente dentro de su vida, dentro de cada uno de sus cuidadosos y bestiales movimientos.
De su mierda.
Y por primera y ultima vez en su vida, rezó un por siempre, de esos que se hacen rara vez en cuando por los freaks santos del mundo, una vez que las cuentas están claras.  

martes, 23 de febrero de 2016

BOXEADORES




Hacer palotes era lindo
dibujar los perfiles de los boxeadores
en la semipenumbra del cuarto
de mi abuela
por la tarde
en el silencio de la tarde
en el silencio de Palermo
mi cabeza perfumada
y mis manitos empuñando un
lapiz sobre el papel pautado
amarillo
garabateando narices y cabezas
y ahora que soy grande
(gande gande)
y estoy solo y
peleo el último round
puedo presentir que en
esa hoja amarilla todavia hay
espacio para un contendiente
más
y va a tener mi nariz
y mis ojos y
mi pelo largo
y muchas cicatrices
 en los pómulos
y dientes rotos
si solo pudiera tener esas
manos jovenes otra vez
y pegar esta pesadilla amarilla
contra las manchas de tabaco
en la pared
si solo pudiera una vez
más.

sábado, 20 de febrero de 2016

Buenos Aires, 20 de febrero de 2016, 9:30 p.m.

Hola mundo! Me re-encanta de que te dirijas directamente a un agujero de cáncer moral y mogolismo malicioso! Adoro la cumbia! Perdon por no haber reido todos estos años por ver como el universo se va a la mierda! SHAME ON ME, SHAME ON ME! Dame mas polenta, dame mas agua de la canilla, no, no me des nada, matáme de hambre, dame cumbia y huayno y chombas rositas y un corte de pelo de deficiente mental, yo quiero ser como vos! Yo quiero ser como todo el mundo, quiero una democracia de robaperas y trepadores y grandes señores al ritmo de dos acordes básicos! POR FAVOR, DAME ESO, DAME NORMALIDAD, DAME UN LLANO DE HUEVOS DUROS DONDE PASTAR Y UN OCEANO DE RIACHUELO DE MIERDA DONDE BEBER! Y te juro que dejo el vino, dejo de cojer, dejo de respirar, dejo de escuchar rock soul jazz tango y a ese enfermo craneal de Debussy y te pongo una santeria en Callao y Corrientes. Al carajo con Zival's! A la mierda con Thelonius. Muerte a Cobain, a Richards, a ... a todos! Solo dame un poquito de ese oan duro que tan bien y bonito le hace a los abdominales. Tampoco me prives de una paridora adolescente que me mande fotos en bolas embarazada por watsapp, y la birrita con lo pibe en la esquina, y eso, y eso... porfi, pará el mundo dos segundos asi me subo al caboose del trencito de la alegria general. Dale si total todo lo dicho seriamente es una jovial y gordezuela mentirita blanca que puedo dar de baja con un par de pastillas y una botellina. Plis? Plis? Me das? Me das? Me das por el culo? Si? Si! Bueno, ahi va, ahi está, me callo, si yo soy bueno, como vos.

viernes, 19 de febrero de 2016

Buenos Aires, 19 de febrero, 2016, 8:30 p.m., Parque Centenario

Agradable dia en el Pq. Centenario. Con la funda de la viola de almohada. Tipejo del tipo "rock con chamberguito " pululando y sentandose a hablar. Uno peló una Fender electroacustica de 6000 pesos. Poco falto para que lo cague a patadfas en los dientes y me fuera corriendo con la viola. Yo seguí haciendo pipipipipi con mi humilde Daion. El pibe me contó, desde detras de sus gafas de Lennon azules que tenia que ir a transar con el dueño de La Colorada e ir a poner guita para tocar. Le pregunté cuanto. No me dijo. Le dije que probara en otros lados y que toque gratis afuera del circuito nazi del pay to play. "Es que si uno quiere tocar tiene que ser en los lugares que tocan los grandes...". Me imaginé toda la plata que tenia el flaco en el bolsillo. Pensé: "Una Fender y encima efectivo, acá lo cago de un cazote y me voy". Me tocó una cancion de cuatro acordes: "Nena de fuego". Yo lo seguia con la viola, me dieron ganas de darle un navajazo en la cara, justo en medio de su biogotillo 1940's. Después enfundó la viola y se fue despues de darme una pegatina de su banda, "Temporal". Me quedé pensando un rato. Despues una hormida descarada me picó el antebrazo, la agarré de las solapas y le dije: "TEMPORAL". El insecto se desembarazó de mi y me siguió royendo el brazo mientras el cielo se encapotaba y un viento agradable del oeste soplaba en mi cara, santificandome dalinianamente. Entonces una blonda que estaba tomando mate salio trotando a agarrar a una niña pequeña de nombre Lupe, que queria acercarse al lago un poco demasiado atrevidamente. Cuando la señorita se agachó para recoger a la niña, ude ver patentemente esa zona dulce y tierna de la entrepierna que rodea a la cajita del amor, sin depilar, entre la tela negra a lunares blanco de modal, y una fina lluvia empezó a caer y acosté la cabeza otra vez, cerrando los ojos, pensando en nada mas que en pasto mojado en mis manos, y el pulgar del pié excavando en el verde hasta llegar a la tierra humeda y maravillosa. Ahora estoy en casa escuchando a Pulp. Papas fritas en la sartén. Balvanera arde y chorrea grasa y bulle muy enojada. Los vientos de cambio no llegarán tan facil a esta parte oscura de la ciudad. El ventilador hace un ruido traqueteante y en la esquina hay dos botijas esperando abajo de puerta de un departamento a que les vendan una dosis de paco. En tres minutos cruzarán la calle y se sentarán con lo suyo y yo no tendré nada.

sábado, 13 de febrero de 2016

HE HE HE EJEEJJE JEJEJE JEREJE JEREZ PARA XERXES


He coreado canciones
mezclado con los animales de la noche
he pasado tardes acompañado de sapos y lobos
me he acostado en la gramilla como quien extiende
un sincero homenaje plácido y subyugado a
los cuatro vientos que soplan sobre esta tierra santa
he renacido unas cuatro mil veces con la misma
voz que pareciera no alcanza a darle el clarin del alba
a cuanta alma se cruza en mi doloroso y sufriente camino
he festejado los cumpleaños de los miserables
he fallado a diana a proposito para dar a entender
(con un delay del re carajo) que puedo aguantar no ser el primero
he visto cosas con mis ojos y a los adoradores
de satanás les he dado silencio
me he retirado de departamentos donde bullía el asombro
de las artes oscuras y me he retirado de fiestas donde este
convidado de piedra era un lastre en el cantebaile de las agonías
de los malditos

todo esto he visto sufrir y he sufrido en carne propia
estos ultimos cuarenta y dos años y lo festejo con
estos dos indices incisivos
vengadores
que se clavan con grito deforme
con aullido de miseria y de soledad con toda la sinceridad
borracha
que se pueda conseguir con dos centavos y un aullido
buena compra, mi hombre, la fiesta recien empieza

claudico otra vez y trasunto que los miserables
crearán archivos con mi nombre
y mi cara en algun asfalto olvidado se crispará
en la mudez de todos los bellos plumajes desaparecidos ante
mi en esta bendita tierra, donde corren los niños...

te susurro, demencial, caído, lechero, materno, seminado:
corren los niños aun, carajo,
en el despliegue de la mañana y la sábana cobijalotodo
del desastre mi alma
no me olvides
soy la desmemoria que te atrapa con su sopa y sus puñales

soy el hambre
y la lluvia apenas lejos de clarear
con las trompas salvajes
que no se aplacan.

ELLOS TAMBIEN


A veces me pregunto
por que hace lo que hace la gente
luchando intensamente
por un buen par de zapatos
nunca abotonandose mal una camisa

tomando tragos de colores
azules
marrones
la gente tambien se pone azul
visten vaqueros
nadie habla de como les
fue en el baño
se recortan las barbas
y buscan las palabras exactas
para decir en reuniones
en funerales
con motivo de un nacimiento

se ponen contentos con esto
y tristes con esto otro
como todos
pero siempre hay un filo particular
en el modo de decirlo
una delicadeza llena de gozo
o una contenida y austera
tristeza civilizada
cuando algo en los controles automaticos
ha fallado

debe ser que yo no hago mucho
de nada
tengo una silla y un pequeño escritorio
y ellos tambien
y me hago mis mates amargos por
la mañana
y ellos tambien
y cuando llueve suelto un suspiro largo
como un enorme tallarín frio
y ellos tambien
y me acuesto en los parques
o en los bancos
harto de desmadejar la vida
y ellos
se arreglan un botón mal abrochado
posan las pavas en los individuales
y cuando ven una mosca
la mosca sale aterrada por la ventana
gritando:
«Parenlos, esta no es forma de vivir!»
y ellos sonrien
peinados y satisfechos y antiterroristas
y esa pobre mosca cruza un par de barrios
con su valijita de recuerdos e imprecaciones
se mete entre las rendijas de mi persiana
a tomar un vasito de mugre caliente
y me lo cuenta todo,
absolutamente
todo.

martes, 9 de febrero de 2016

ENTREVISTA CON LA SEÑORITA KAZÁN


- La cuestion es cuanta fealdad puedas soportar.
- Depende de las concidiones en las que esté uno.

Toma un trago de la taza de té.

- Y lo que era antes y lo que es ahora.
- O lo que soy ahora y cuanto lo puedo sostener.
- Podes?
- Puedo.
- No se. Se supone que te desarme con toda mi enfermiza fuerza de voluntad? Joderte?
- No se si podes. Tal vez quiero. Tal vez no. Esto huele peor a cada segundo.
- Sentiste amor de verdad?
- Un par de veces de hecho.
- Estuvo bueno?
- Alguien me dijo que tengo que apostarle al amor. O algo.
- Vale la pena?
- Y vos que sabes de eso?
- Un poquito, igual que todo el mundo. No me pidas que te coja.
- Como vamos, no te tocaria ni con un palo...
- Lo se.

Me mira directo a los ojos.

- Tenes todo lo que queres?
- Si. Bastante.
- Y por que estas acá?
- Porque me sentias un poco muerta y un poco perdida.
- Debes haber tenido bastante de eso, nadie conoce mi direccion postal.
- La posteaste en la web, salame.
- Cuidado con el inodoro, es un asco, mucha mierda.
- Por que habrias de ir al inodoro?
- No se, por que habrias vos de ir al inodoro?
- A vomitar?
- Jajaja...
- Si, pero vos sos la que estabas intrigada por el feo que escribe guarrerias.
- Si.
- Por?
- Tengo un gusto adquirido por los pequeños pedazos de muerte, y los feos.
- Feos como yo?
- Feos como vos. Exhibicionistas, salames, tipos que no se le para. Esas cosas.
 - Pero vos sos una ninia rica.
- Soy una ninia rica que paga el taxi.
- Tu taxi.
- Si se portan bien.... el de todos. Y todas.
- Que onda con vos? Sos demasiado linda.
- Tengo una infeccion urinaria.
- Tambien tenes los ojos celestes.
- Me chupa un huevo, eso no me consiguió mejores polvos.
- Ja! Y tampoco un corazon bueno, o un buen tipo para dejar de andar saltando de cama en cama.
- No.
- Está todo bien, no te culpo, la vida es un desastre tragico. Otra taza de té?
- Por favor.

Voy a la cocina, me infecto, me vuelvo.

- Sirvase, mija.
- Gracias.
- En que estabamos?
- En que tenias que rehabilitarte para cojerte a las pendejas que te levantabas vias mail.
- No, estabamos en que no tenias donde caerte muerta porque nunca tuviste un tipo que te toque el corazon.
- Estabamos en que me mirabas el escote y me hacias preguntas raras.
- Estabamos en que vos estabas en mi casa y entraste por voluntad propia y yo me hacia el caballero.
- Tambien. Pero que fue de tu vida?
- Aca ando, penando. No hay mucho para decir, no tengo los laureles trodavia. No tengo medallas, no soy el mejor y nunca lo voy a ser.
- Yo hago peliculas.
- No, vos haces los pases magicos de ajedrez que te llevan a tender los hilos sobre las marionetas del mundo, eso, y con ojos azules, y un gran, hermoso, dulce par de tetas.
- Ponele. Papi.
- No soy tu padre.
- Deberias.
- Los papis que se cojen a sus hijas van en cana. No digo que esté necesariamente maaal, pero, van en cana.
- Es horrible.
- Y vos estas hablando conmigo y asi estamos. Azucar?
- No se por que pero quiero tomarlo sin azucar. Estoy cuidando el peso.
- Un gramo de azucar, una inoculacion de veneno. Dame esa taza.

Acerco la taza a mi estomago voluminoso. Tres cucharadas de azucar. Esos ojos azules necesitan todo el amor del mundo que puedan conseguir. Tres. Bien llenas.

Y que onda con todo esto?
- No se, supongo que curiosidad. No me siento tan mal pero no me siento tan bien.
- La ultima mujer que escuche que sintio gran felicidad con un borracho la pasó muy pero muy bien y despues se fue a la mierda porque todo el mundo le dijo que estaba haciendo las cosas mal.
- Amiga tuya?
- Debió haber sido pero no. Tuvo una hija. Excelentes piernas. Se llamaba Maia. La hija. Nunca conoci al padre. Era una bestia. Mucha merca y un gran cuerpo. No la VI NUNCA MAS. nO SE QUE PIENSA DEL MUNDO, DE MI, DE NADIE.
- Ok.. .
- Que llevas en tu bolso?
- Sobre, se le dice sobre. Tarjeta de debito, rimmel, un preservativo, la Sube, hilo dental, las llaves de mi depto. Vos que llevas en tus bolsillos?
- Pua de guitarra, cincuenta pesos, pelusa.
- Suena cada vez pero y peor.
- Suena como que no pudieste comprarte un libro de autoayuda y estas en mi casa, y.... anda a la mierda.
- Que ves en mis ojos?
- Dulzura y soledad y desesperacion. La adolescencia se te fue muy rapido y cuando nadie te ve te pones esas Vans sucias, y eso te guista, pero hay algo que falta. Te gusta ese poquito de muerte. TAMBIEN TE GUSTA ESE POQUITO DE MUERTE DE QUE NO HAYA UNA PIJA QUE TE ALCANCE PORQUE EN CREALIDAD VOS SABES QUE EL AMOR MATA Y, DIOS NO LO PERMITA, el amor no entrará en la casa de la señorita. Y te falta agua, tenes sed, estas loca, un poco, eso tambien te gusta, pero queres alguien que te haga sentir la verguenza necesaria por ello. Y tambien veo que no me necesitas a mi. Si me necesitas a mi entonces tendria que considerarte un ser inferior.
- Por que?

Se alisa la falda. Eso es muy cerca de una concha.

- Porque si vos estas enferma, mucho mas que yo o solo un poco mas que yo, entonces es un problema para mi, que estoy bastante enfermo.
- Cual es tu enfermedad, campeon?
- Me aferre a la tristeza, demasiado pronto.
- Eso tiene cura?
- Tus chicos bonitos te llenan el alma?
- No, pero vos me das asco.
- Si, lo se, pero vos me necesitas. Necesitas ensuciarte con algo, y ensuciarte con algo sincero es el mayor de los lujos, y a vos te gusta el lujo.
- No me pagan tanto por las peliculas.
- Te pagan tanto como vos te merezcas, es un medio bastardo y cruel, no te dan mas que lo que vales en ese medio y en cualquier otro medio, porque el medio en el que estás vos es una crucifixión.
- Un par de besos y un buen par de miles, cual es el drama?
- El drama es tu industria, que querrias conmigo? O sea, puedo darte una mano o dos, pero no te puedo dar plata.
- Tal vez puedas darme un par de cosas si dejás de apestar todo a muerte todo el tiempo.
- Eso no te lo puedo jurar.

 Se queda pensando. Grandes ojos azules. Tetas OK, caderas en las siluetas de la medianoche, un roster o un equipe de tout le monde, una suerte de melange en la noche de los imposibles, y tiene una concha apretada y blanca y caucasica y hermosa y no sabe nada, no sabe, solo intuye, y corre el vino en mi, y el agua mineralizada en ella. Es un insulto a la vida.

- No se por donde andas vos pero no se lo que puedo ofrecerte. Tal vez unas canciones de Otis Redding. Mal cantadas. Nada mas. Mi cuerpo esta roto y fofo. Me canso. Tengo la tristeza en la mirada, mis ojos son marrones, standards, mi complexion facial es la un hombre que ha estado mucho tiempo cocinandose en el microondas del domicilio por mucho tiempo. Vos estas toda apretadita con esa cara de rata y venis a buscarme con pretensiones filosoficas insuperables y yo estoy resbalandome en la grasa. Que onda.
- La onda es que no me funcionan los libros de Coehlo.
- Es multitudinario.
- Es una mierda, aparte de que me chupan un huevo. Quiero saber cual es tu secreto.
- Me lo vas a robar y lo vas a poner en un librio y entonces el masturbador compulsivo de Coehlo lo va a leer y entonces EL lo va a hacer un libro. Y la va a levantar en pala.
- El secreto lo quiero para MI.
- Bueno, ya que estas, damelo a mi tambien, porque no se.
- Claro, con esa cara de mierda como si lo supieras todo, todo lo malo, esto es. Que onda con vos?
- Ninguna onda. No tengo onda. No hay nada adentro y no hay nada afuera.
- Pero tenes esa cara de retrasado mental y maniatico sexual. Algo te pasa.
- Algo te pasa a vos. Cosa tuya.
- Pero... está mal?
- No creo, mientras no saques una bazooka y me revientes por el aire todo bien.
- No es la idea, tampoco quiero asaltarte de ninguna manera.
- Exacto... Medio como que me desespera eso. Al menos pegame.  Que es de tu vida?
- Estuve saliendo con un actor medianamente reconocido. Un amor. Se terminó. No se adonde ir. Tomo trabajos y me paro en el set de filmación y es como si estuviera parada en un tempano de hielo con ciento cuincuenta pinguinos haciendose la paja. Y no me causa. No me van los pinguinos. Quiero hombres alrededor. Quiero almas.
- Es la primera vez en 20 minutos que mencionas la palabra alma.
- Tengo una.
- Probalo.
- Se supone que te chupe la pija gratis?
- El precio es sugerido, no quiero que hagas nada, terminate la taza de te, ademas, sos actriz, a esta altura del partido creo que ya ni sabes cuando estas actuando y cuando no, pete incluido.
- Se muy bien cuando estoy ahi al cien por ciento. No se trata de actuar.
- Pero el mundo corre al ritmo de tus interpretaciones. Ni que decir de tus fotos intimas.
- Una cagada. Con cada paja de ellos me hago mas fuerte. No era la idea, opero sirve igual, aunque no haya querido. Cual es tu secreto?

Quiere ponerse en forra y en femme fatale. Es un pan de dios. No sabe lo que busca, solo que alguien le dijo que hay algo mas y ahora tiene que ensuciarse los pies con algo nuevo, y ese algo nuevo no la quiere dejar entrar, o sea, si, la quiere, pero no puede tampoco.
Algunios lo llaman: el inicio de un amor. Una incongruencia de billeteras y jabones de tocador serán decisivos.

- Ok, hagamos una cosa, querida.... yo no te pido que te saques la ropa y vos no me pedis que te de mi secreto, o parte total de mi secreto. Simplemente charlemos. Estoy con resaca y el mundo se ve un poco tosco hoy.
- Pero se supone que me des algo.
- Se supone que las chicas conmo vos reciben las bendiciones del mundo en una cuchara de plata y la verdad es que no se me canta la verga. Tratemos, a ver que pasa.

Me mira con su cara redonda. Ojitos de lavanda, la inteligencia de una áspid.

- Vos estas jugando con fuego.
- Y vos tenes la cara de agua. Mirá, es asi. La gente nace bajo un signo malo y la gente sufre por ello. A mi me tocó. A Vos, no. No te resiento por ello, pero no podemos hablar un mismo lenguaje. Vos te estas fijando si se te rompó una uña y yo estoy viendo a ver que onda con el CANCER DE PULMÓN, LA INSANIA MENTAL Y LAS UÑAS ENCARNADAS.
- A mi tambien se me encarnan las uñas.
- Sí, y voy a estar ahi si me necesitas con un podólogo. Quisiera no entender tu alma, pero como lo hago, no puedo evitar querer besarte. Poco me contengo. Aquí va mi secreto. Tomá un sorbo de ese té de mierda.

Sorbe con esos labios buscones y sucios. Es bella. Nunca se va a morir de hambre. No va a tener que morirse poor sostener una filosofia precisa, un feeling constante o la manutención dolorosa de un carácter. Osí. O yo no sé nada, o yo me estoy muriendo mas rápido que lo que yo sé.

- El secreto es este: tres litros de agua por dia. Fideos con manteca. Cigarrillos, por lo menos tres atados. No te calces cuando te levantes al mediodia, ni te laves el pelo, solo cada cinco dias te lavas el pelo y cuando te mires en el espejo no pienses en mejoría o en las minorías, pensá en una amarga resignación, como si fueras una diosa en bronce donde mean los perros todos los dias. No lustres el parquét. Masturbate cinco veces por dia, no pienses en los Adonis del mundo, pensá en los mas feos, en los tontos brutales, en aquel novio de la primaria que vomitaba compulsivamente cuando cantaba el himno en el colegio.
- Eso es un asco. Vos sos un asco.
- No fumigues la cocina. No los dejes entrar. No laves nada. Tosé.

Zoe Kazán tose.

- Yo no... puedo vivir... así.
- Y cada vez que un tipo te agarre de los pelos, ahi directamente caes de rodillas y le comés la pija.
- Nada nuevo.
 Si, pero el secreto está en...
- En...

Abre los ojos muy grandes. Ella es el cielo, la muy tonta, y me acaba de matár por segunda y primera vez.

- Tragar.
-Tragar...
- Exacto, pero con sentimiento. Si queres a un chabon tiene que ser hasta en la ultima gota.
- Suele ser así, profesor ciruela.
- Depende de la animalidad del acto en el momento en que sucede el acto. Tiene que ser con sentimiento. Es como ir a la guerra pero sin ser mujer. No es cosa de adolescentes, tenes que madurar. Es... una suerte de asesinato legal que se comete en pos de la eternidad del mundo. Cuando crezcas lo vas a entender, y ojalá nunca mas tengas que pensar en estas cosas nunca mas.
- Ya soy una selñorita.
-  Si, pero no sos una estrella de gran pelo ni sos una playmate. Tenes que arriesgarte.
- Tengo 26 años, soy toda una mujer y cada vez que me juego se me quema la piel.
- No se que mas decirte, tenes que ensuciarte un poco los taquitos.
- Como vos?
- Yo no uso tacos, ni los compro.
- De gordo asquerosos que sos.
- No te enojes conmigo, vos viniste buscando algunas respuestas simples que cuestan mucho dinero y yo te las di gratis. Gracias que no quedaste embarazada.
- Hubiera abortado.
- Abortá tus inclinaciones y tal vez ahi harías algo bueno.
- Sos un desagradable de mierda.
- No, soy el tipo con el que todo el mundo crece interactuando de una manera desagradable pero eficiente para dar el siguiente paso.
- Si.
- Te quiero zorrita.
- Ni en pedo que te toco.
- Eso que sentis en tu cadera son mis dedos diciendote adios.
- Voy a estar mejor. Me chuopa un huevo, sos un enfermo.
- Todos lo vamos a estar, pero solo vos podes irte de este depto asqueroso.
- No se si me quiero ir. Me tengo que ir porque vos me lo ordenás? Me estas echando?
- Es la idea general de todos, en cualquier parte.
- Coincido en esa. Es triste, tarado...
- Otra taza de té?
- Ya me voy llendo.
- Te llamó un remís?
- Dale, uno para mi y otro para mis emociones.
- No creo aque terminen llendo para el mismo lado.
- Se llama ser mujer. Llamame el remís.
- So be it.

El telefono está pesado, y muy sincero como siempre.


LA TRISTISIMA HISTORIA DE LA CAMA VOLADORA

Tengo una cama con ruedas
que va a donde vos quieras
siempre que me quieras a mi

Tiene alas, tiene, la cama
vuela a la noche por el cielo
riendose de la irradiacion de las estrellas

Por el fresco de la noche te llevará
a donde quieras entonces cuando ya no tengas
ningun lugar a donde ir

Cuando estés a medio fuego
cuando se te moje la polvora
por el aburrimiento
o por la deserción de un mal amor
o por la vieja que grita a la bolmbilla de la luz
en el techo o
porque papá se pone las medibachas de mamá
o porque un viento del norte
filoso como un bigote de ballena
te desfiguró la cara para siempre jamás
una noche de verano que no esperabas que fallara

Mi cama puede darte una sopa
intangible cuando te acuestes al lado mio
pero solo se tragará la desesperación del hambre
si te ponés boca abajo mientras te acaricio la oreja
con el pulgar y te canto bajito

El diablo simpre te da unas cartas raras
y cobrar te va a cobrar todo lo que perdiste
podés esconderte en estas mantas sucias por un tiempo
tomar aire, recapitular los errores imperdonables
que te parten la espalda y te quiebran la mente

Podemos hablarlo y charlarlo mientras nos
traga la noche y nos unimos a la caravana celeste de los
imperdonables
ver por la ventana antes del despegue
como medio Buenos Aires se prende fuego
con esos patéticos masturbadores
esos hambrientos estrictamente dentro del programa
podemos escuchar el sonido de ningun grillo
establecer la tregua necesaria para repensar
que cualquier cosa que hagamos es obsoleta
excepto tirarnos vasos a la cara y tropezarnos borrachos
entre ángeles de mugre

Esta cama ha cobijado un par de cuerpos antes
explosivos, cetrinos, hartos de todo
y han dejado en la superficie del colchon manchas y esencias
aceites de ayes y agujeros de cigarrillos
y cuando lo han dado todo por perdido
despues de que el timer se derritiera en lagrimas
el hueco de las posturas mas calientes fueron alisadas
por los enfermeros-gusanos de turno
los passiflora de la carcomedura de la insanía que a
mi no me teme

Pasate alguna noche, o algun dia. 

lunes, 8 de febrero de 2016

El Kiosko de Cejas

Cejas
se llamaba Cejas y Cejas
tenía un kiosko
al frente de una vieja casa
y en navidad le ibamos a comprar
jarrones chinos y petardos
y los reventabamos despues en la cortada
de mi casa

Cejas tenia un hijo que iba a la escuela conmigo
y tambien tenia problemas con la vida
con el kiosko y con los ojos que se le
ponian tristes
estaban tratando ahi adentro del kiosko
sentados en las sillas
a media tarde a media luz
sentados y pensando

yo me cago en la poesia...
prefiero ser un salvaje mogólico
a un amanerado sin corazón
por que?
porque cuando pienso en Cejas ahi adentro de
ese kiosko
empotrado en un viejo caserón de Palermo
se me revienta el orto de tristeza
me parte esa partida ante mis ojos
y quisiera sacarmelos de la cabeza
y tirarlos a la basura

a mis ojos?

a ellos?

Un dia fui al kiosko de Cejas
y no tenia jarrones chinos
no tenia rompeportones
solo triangulitos
y le vi la cara
tenia
esa cara
y esa cara se posó como una mariposa
sobre mi cara y se hizo mi cara
hace mucho
tiempo atrás
y ahora que esa gente está muerta
o que yo creo que está muerta
a mi tambien me piden cosas que no
tengo
y tambien estoy esperando morirme

jueves, 4 de febrero de 2016

NOCTURNO RIOPLATENSE

Como viví yo?
Se podia vivir de otra manera?
Y de otra marea?
Vivo solo. Tengo familia.
En mi mesa hay un destornillador
un paquete de seis galletitas
una pua de guitarra y una libretita
con apuntes.
En la heladera que ronrronea hay
cinco botellas de agua fria y
medio melón que se pudre
que va pasando del verde mas claro
y hacia el centro se pone azúl.
Cargo con lo mio como quien camina
de una forma que solo los viejos animales 
conocen: un paso a la vez
una respiración a la vez
no hay destino no hay horizontes
no hay amores que vuelvan y lo que venga
no será un amor completo, ni por
siempre, ni nunca el amor solo mio y
de naides mas.
Medio melón, pequeño, que no
puedo comer porque nunca ha madurado:
el vendedor con un full poker me dió una tajada 
con un cuchillo para que lo pruebe: medio melón
que se va poniendo negro en los bordes interiores
como si un sol de negación quisiera comerselo
por mí.
Un paquete vació de queso rallado acostado
sobre la rejilla del estante que se oxida.
En esta heladera hubo alegria alguna vez,
ahora solo cobija en un mendrugo de frialdad
a todos los muertos con los que camino por la
noche chupandole la pija a todos los cellos mas
tristes del mundo.
Y cuando cae la noche yo soy la ciudad bombardeada
yo soy aquel que se quema a los codazos entre
una tierra azul que besa en la boca a los muertos
yo soy el que dijo alguna vez que era un tigre
y se despertó una mañana con un traje viejo
y una manzana en la boca. Yo soy el que maneja
los hilos de su propia marioneta varada en la arena.
Yo soy el que escribe cosas raras 
(cosas malas, mamá, cosas malas)
que pronuncian
a la muerte en la fiesta de la primavera enrarecida.
Un melón podrido, una ausencia palpable
zapatillas prestadas por el Fondo Monetario Internacional
la cara de rata embrutecida por el paso del tiempo
 y el dar un par de malos pasos y esta noche esta
noche si se me canta pouedo conjurar a los angeles de
la muerte y reirmeles en su cara
aquella vieja danza de la abuela con los duendes
a mandibula batiente contra el menisco del ventilador 
de techo y ahora hoy esta noche urdir un plan que
sanitice esta silla loca y verde que sostiene mis
riñones picados por el fango del Rio de la Plata.
Voces asistentes ocultas entre los arbustos metalizados
del filo de la noche serena: los mecanismos activados
para la detonación y ausencia de pobres diablos
mestizos sugestionados por la sentimental varita
magica del romance, los idiotas, los convertidos
los atrapados por el virus de la sensibleria
los caranchos del coma del amigable naufragio
los imbéciles que por una fracción de segundo creyeron
que merecian una porción de la torta del plenilunio
aquellos que a diestra y siniestra boquean que a
tamaña pérdida le corresponde una gran cucharada
de asombro y nunca de hartazgo
los que se rasgan las muñecas con la idea
de que al llegar al hueso el calcio secará
cualquier evidencia fluida de la vida
roja y espesa y sincera y amarga y tiene un flequillo
como ésta y el lacio como esta otra y él que
era un bombon pero se le acabó el tiempo en
esta bolita seca con charquitos en los istmos en las 
ojeras que te mece y te acuna y te arrulla
entre marea y marea de psicotrópicos lista IV
para que vos sigas aprendiendo como
tragar tanta mierda, y la noche, y la noche, y la
noche encendida gasoil en frio como una vulva y este melón
duro como una roca azul como la sal de
todas las mentes que brillan sus semillas atrapadas
en la mente estática y estúpida de su carne y pulpa
refrigeradas y condenadas dentro de la heladera
tiesas e inutiles gritando a todo el mundo que si somos dos
 y los dos no tenemos una oportunidad que los dos
podemos crecer y gritar y expandernos siendo
criminales como somos, comemierdas como 
somos expatriados de toda estrella como somos
 y se levanta el puñal en la noche con un alarido
sucio como si alguien se riera del chiste equivocado
 y vamos todos pequeñines vamos todos a por el 
proximo capitulo a ver que nos trae el alba asi
descorporizados de toda yema de toda salsita
cuanto pagaste vos por verme caer así?
cuanto pagué yo por dejarte ir sin siquiera
rezar por mi, una vez más?