viernes, 15 de septiembre de 2017

NO TIENEN DERECHO

Te imagino como una cosa etérea
y es un comportamiento estúpido y animal
esa cosa mía, te pienso y te sé muerta
te pienso y se me traban las manos y la lengua no me dice nada
me quedo duro, me quedo blando
soy como una camioneta del ujo en un barral de putamadre
veo el vehículo, la fosa del conductor
a tu padre con el cabello blanco e impecable
ese rostro impasible de los que lo lograron todo
me veo a mi, fofo, cansado y harto de todo
supongo que soy un poco como tu padre
una fosa tonta un hueco mojado un trapo cansado
y he escrito hace diez años atrás, hace once años atrás
de como te amaba y de como odiaba a todos y ahora
tengo las lienas suficientes y menos acotadas que antes
el poema se hace largo y el lector está ausente
el ritmo se ha hecho vago, las luces se han vuelto bajas
las implosiones se han hecho mas violentas
la medicación colorida se ha hecho mas presentes
los viejos domicilios permanecen y los nosocomios se multiplicaron
hemos visto los terrores y tu te has ido y yo permanezco
odiandolo todo, aborreciendo al planeta entero porque
he considerado de antemano que todo era un fiasco
y entre baba y espuma el mundo ha contestado: no.
Tu barriga, tus pequeños piés, tu melena superentrecana
tu cosa de diosa venida a menos, tu sonrisa
tus labios duros tu existencia dura tus dientes irregulares
la muerte no tenía derecho de llevarte ni tiene derecho a
llevarme a mi o casi a cualquiera.
Y que es lo que hay a fin de cuentas?
los mas sabios son los mas secos de viente y los pelos
blancos impecables brillan en la obscuridad, en el paraje donde
 yace tu cuerpo o tus cenizas
y me clavan las espuelas y me expulsan de el yacimiento donde
flota tu presencia.
No me hablan.
No me lastiman.
No me dicen nada mas que
debo esperar.
Y eso es la muerte antes que la muerte.

sábado, 9 de septiembre de 2017

EL BEATO

Embroiderí en las carpetitas apoyabrazos de el sofá verde. En ese sofá se habia sentado el abuelo, pero este pequeño no había recordado nunca al abuelo. Y todo era nuevo, incluso, casi, la noción de la ausencia. la mayoria de las cosas eran altas, importantes, olían a decoro, a algo así como un titulo nobiliario, a estrella santa de navidad, a seguridad limpia. la vieja televisión en blanco y negro, apagada. Con su logo: Zenith. En una mesa ratona con ruedas hecha de madera y cañitos estilizados de aluminio y latón. El viejo parquet siendo encerado por la criada, Alba, morena, sin dientes, agradecida, humilde, de pelo color negro reluciente.

- Nunca supe como hacían las gitanas para tener el pelo de un color tan brillante, hasta que un dia las seguí hasta los cañaverales, y vi que ponian aceite de oliva en un fuenton y se embebian el pelo en todo ese aceite. Les daba un color hermoso, un negro, un negro verde, un negro que a veces se ponia azul, y cuando se lavaban el pelo en el aceite, reían. Entonces me enteré como hacian para tener el pelo tan brillante.

La abuela cerraba los ojos en el sofá, en el sofá donde antes mandaba como un cacique benevolente su marido. Pero el marido se había ido, y la abuela había tenido cáncer, dos veces, la habian operado, habia bajado de peso, le habia escapado a la muerte. Ahora descansaba en la poltrona con los ojos cerrados, el sol crepuscular entrando por la ventana, en el silencio de la casi noche, en el silencio de el fin de las edades cristianas al son del tambor de unos pocos solitarios grillos, en las postrimerias de el fin de la dictadura militar, al principio de los nuevos juegos. Las manos nudosas, el pelo blondo al spray, el vestido, las piernas cruzadas.
Las señoras y las señoritas deben cuidarse de no andar descruzando las piernas, de la misma manera que los niños deben ser vistos pero no oídos.
Yo siempre fui muy recatado. Hecho de algodón de azúcar, como en este rellano sempiterno de paz y de una exorbitante locura.
La abuela cerraba los ojos con la cabeza para atrás y desde afuera se escuchaba a veces pasar un camión, alguna catramina del tiempo de maricastaña aun con el agujero para la manivela de arranque debajo de el radiador en la trompa del viejo ocelote ese.
La cosa rodaba por el empedrado de la calle como un Gran Rey y se iba bufando y tirandose pedos hacia quien sabe donde con toda su carga de secretos.
Fui hacia la puerta terracota, sólida y pesada. El límite de todo, esa puerta. No tenia las llaves. la cerradura quedaba justo debajo de mi mentón. Yo era el niño. Yo fui un niño.
Ahora escribo esto para contártelo.
Nunca volví a casa.
Estaba en pijamas y olía a heno. Mi pelo estaba sucio, mis plantas en chancletas limpios. Afuera los niños jugaban al carnaval corriendo de un lado a otro de la vereda, hacia adelante y hacia atras hacia aqui y hacia alla, los mas atrevidos cruzaban la calle, los mas pecaminosos... los mas modernos reian desparpajadamente. Cretinos con madres gordas y estúpidas. Por lo menos tenian madre. Yo no tenia madre, y si la tenia nunca se la mencionaba, por lo menos no en mi casa. No mucho.
De vez en cuando se decian algunas palabras sobre ella y todos temblaban y se arqueaban en espamos, los otros ellos, los de grandes e importantes palabras, mis tios, mi hermana terrenal. Era un tema horroroso. Mi madre vivia a lo lejos, en un lugar que se llamaba Por Ahí. Y digo Por Ahí porque yo no sabia donde era esto o aquello, ahora sigue siendo lo mismo aqui en este mas acá mas cercano. Mi madre era rubia, tenia ojos azules y cuando me besaba me dejaba marcas de rouge en las mejillas y en las comisuras de la boca. Me amaba con un amor loco, con un amor monstruoso, con un amor demente y completamente absorbente y a veces tomaba un cinturón de hombre, en las noches y los dias mas insoportables, tomaba en el puño delicado el cinturón de un hombre que yo nunca supe quien era, me bajaba los pantalones hasta las canillas y hacía que yo me acostara en la cama mirando hacia afuera por la ventana en su casa, en la casa en la provincia profunda. Me daba con el cinto, yo hacía que lloraba y afuera había un cardenal en una jaula con su penacho bermellón. El sol brillaba caliente y el cardenal gritaba, y el cardenal tenia un gran ojo rojo, muy abierto. Y el pájaro me miraba y yo apenas podia verlo entre las lágrimas, pero el pájaro estaba muy interesado viendo a ver que pasaba con este otro pájaro tan peculiar en esa otra extraña jaula.
Pero eso es otro cuento.
La cuestion es que salí en pijamas, ya cayendo la noche, en chancletas, con mi pelo colorado y mi pequeño trasero.
La puerta cancel estaba abierta, tenia un pomo de bronce que años después sería robado algun muerto de hambre que le gustara mucho degustar metales. Creo.
Abrí el puto pomo de la puerta, salí, la puerta se cerró detrás mio, y caminé calle abajo.
Los niños jugaban a apretar el pomo, ese otro pomo, el de plástico a resortina que vendían en los kioskos. Lanzaban agua. Jugaban al carnaval. Debía de ser febrero, un febrero muy caliente. El pavimento rezumaba agua, las alcantarillas estaban secas con hojas de eucalipto, los vecinos charlaban secamente, las peluquerías estaban desiertas con sus dueñas abanicándose con las manos rollizas. Nadie parecia tener una sonrisa natural, pero el sentimiento de poder que emanaban de sus dientes me daba pavor y respeto. Miedo. Pensé en su momento que debia ser cosa del barrio nuevo. Palermo, ahí abajo en la tierra siempre se vé como una cosa gorda y verde y llena de agua. Tal vez ahora todos los barrios hayan cambiado, pero de todas maneras solo los ancianos y yo necesitamos barrios que no hayan cambiado. has visto alguna vez en las disquerias de penique como se agolpan en las viejas e inútiles bateas los discos de tango que ya nadie quiere escuchar? Ni siquiera los han cambiado por esos cedés, simplemente los han apilado en columnas horizontales monstruosas, en columnas de polvo de catafalco, en estandartes de plástico de lo mersa y lo berreta, escondidos al fondo de todo el requecho en negocios de registros fonográficos a quienes ya nadie quiere entrar.
Eso es: estoy hecho de olvido. Y de luces.
Tenía cinco años y me acerqué a los niños que jugaban en shorts, en medias tres cuartos, en zapatos. Solo los mas afortunados tenian zapatillas primitivas con  cordones blancos gruesos y relucientes. Los demás, los menos modernos, tenian zapatos de cuero, con cintas de cuero crudo cruzando los lomos de los pies. Se estilaban remeras y puloveres en invierno, pantalones de corderoy, era el sobre de el esqueleto de los niños. Pobres niños. Pobre yo. Pobre todos.
Alguien me arrojó agua y casi me largo a llorar. Los niños empezaron a reir. Uno particularmente feo rió y pude ver que le faltaban los dos dientes frontales. Me arrojó agua en medio de la frente y el contacto del agua simplemente me desesperó. El agua fría caía por mis sienes y mi mentón como un puto pelele subacuático. Lancé un golpe de puño. Fallé. Nunca fui bueno para las peleas, Solo para los suicidios. Fallé el puñetazo y con el pomo me lanzó agua otra vez en la cara, en la pechera del pijama blanco con ositos rojos y azules. Me sentí desnudo, apartado de todo, dejado de lado. Tal vez se suponía que debia reirme, pero los que se reían eran los demás y yo no podia entender por qué se reian, de que se reían. Simplemente no podía entender el concepto del juego sin dolor. Pensé en mi abuela en el sofá, detras de paredes seguras y sólidas, el olor a heno limpio, el olor a persona vieja, y se me estrujó el corazón con una pena monstruosa, y corrí hacia mi casa. Tres niños me siguieron corriendo. Yo gemía. El de los dientes frontales ausentes me agarró del cuello del pijama y me tiró al suelo. Cuando caí, levante la cabeza gimoteando y pude ver a un adulto de bigotes sonreir. Lo identificaba como algun pariente de uno de los niños, el pariente, tal vez el padre o el tio de uno de los que me estaba aplastando el cuerpo con su cuerpo en el suelo, y el muy hijo de puta, con su maldito bigote pre/post/dictadura se reía. Le parecia muy gracioso que a mi me estuvieran moliendo el alma a palos.
No habia ninguna abuela a la vista.
Me levantaron de los brazos y me metieron en la entrada de un viejo caserón del mil ochocientos con plantas y pequeños arboles saliendo de las paredes interiores, paredes con agua brotando de los ladrillos pelados.
Me pusieron de el lado de adentro y contra la vieja puerta de madera. Estabamos ocultos. La puerta era verde, por dentro y por fuera y yo me estaba poniendo de azul evanescente. El de los dientes frontales ausentes sonrió tapándome la cara con una mano. Con la otra sostenía un cortaplumas oxidado. El asa de metal tenia una pegatina o un un pedazo de cinta de madera que decía: SSR. Lentamente blandió el arma en mi nariz. Yo la miraba como si el mundo se fuera a acabar. Fue la primera vez y la ultima que sentí el mundo acabar. Ni siquiera cuando mi madre me fajaba siseando entre dientes el mundo parecia a punto de acabarse, Las palizas solo parecían ser el comienzo de una historia triste, pero al menos no era el final completo de la historia entera.
El sin dientes metió la navaja en mi nariz e hizo un movimiento rápido hacia arriba, pinchandome la fosa nasal. Yo traté de gritar pero mi aullido quedó en la palma y los dedos de el otro niño pequeño. Su mano olía a grasa de auto, a viejo galpón. El muy estúpido abrió los ojos muy grandes al ver el cuchillo entrando en mi nariz, se le humedecieron los ojos y pude sentir como un olor a orina dulce. El deleite de la vida. Probablemente lo llevara dentro suyo desde mucho antes de nacer. Un alma rota. Un alma tonta.
Hundió el cuchillo un poco mas hasta que la hoja salió casi arriba de mi tabique. Entonces tiró el brazo hacia atrás y mi nariz se dividió en dos.
Caí de culo contra el agua de las paredes que corrian por el pasillo hacia la puerta y de la puerta hacia la calle hacia un viejo cordón de adoquines.
Sin Dientes estaba ahi arriba con su hacha de la guerra.
Entonces los otros niños se agacharon, chistando y haciéndose "shhh" con las manos en los labios y entonces me cortaron la ropa al medio, me hicieron un tajo en la pechera del pijama y me sacaron los pantalones y tiraron mis chancletas al fondo del pasillo oscuro. El sin dientes me miraba desde lo alto. De pronto era un Dios Supremo, el Creador de Mundos. Yo era la criatura violada. Con mis manos cubría mi cara y entre mis dedos podia ver sus ojos brillantes y negros, estupefáctos ante su increíble poder. Él era El Creador. Yo solo era una pequeña bestia informe en su Obra.
Le tiré una debil patada con mi pierna flaca y blanca y el me devolvió una patada fuerte con su pierna enfundada en un corderoy obscuro y un duro zapato de cuero. Yo no estaba convencido de nada y el estaba convencido de todo.
Ese fue mi gran error en la vida: los que se plantean las cosas dos veces por lo general o lustran botas hasta los setenta o se suicidan.
El pequeño deforme con la gran nariz, sin los dientes frontales y el pelo negro y fosco y mal lavado no tenía duda alguna sobre las Razones de Su Creación.
Se bajó la cremallera y desenfundó el pito.
Los otros dos secuaces estaban estupefactos.
El Sin Dientes dijo:

- Ustedes también.

Entonces los otros dos niños también se bajaron el cierre de los pantalones.

- Y ahora?
- Ahora se la vamos a meter en la boca. - dijo Sin Dientes.

Se quedaron unos segundos ahi respirando sin decir nada con sus pequeños penes en las manos.

- Así? - dijo uno, masturbandose debilmente.
- No, así, frontándote hasta que se ponga dura.
- Pues no se pone dura.
- Es hasta que te gusta, entonces se pone dura - dijo Sin Dientes.

Y entonces hundió su pubis en mi cara y en mi boca y yo simplemente vomité sangre y asco, y me encontré repentinamente en el ocaso de mi vida revuelta como huevos fritos quemándose en un gran mapa celeste.

Los otros dos se acercaron para dármela tambien. Me levanté y salí corriendo. Salí hacia el unico lugar que recordaba que un rufián como yo pudiera ir: la Iglesia. Corrí cinco cuadras con los tres estúpidos detras mio, gritando y riendo, y yo estaba muy enojado con el mundo porque los gritos y las risas, los gritos como de malón de indios hacian suponer a las pocas personas en la calle de que todo se trataba de un juego, de que mi sangre no era sangre sino cháchara de carnaval y de que mi desnudez solo podia ser el acto maravilloso de una perversa y disfrutable magia o simplemente, los mayores mortales, los ocupados y subocupados de oficina y establo, todos se habían vuelto locos, y yo llegue a golpear la puerta de atrás de la parroquia, pero como todos sabemos, Dios no atiende los domingos después de la siete de la tarde.
Yo, otra vez, contra una puerta, la de dios, sin nada, respirando y esperando. Mi cráneo hecho una crema santa.
Sin Dientes clavó la hoja justo en el medio de mi abdomen desnudo y limpio y seco.
Ciertas cosas no se le hacen a los niños, pero ciertas cosas no deberían hacersele a los niños, especialmente por otros niños.
La hoja quedó clavada justo debajo de mi ombligo y justo arriba de mi pubis lampiño.
Los tres niños salieron corriendo y yo me arrastré hacia la cañada y el terraplén linderos a la parroquia muda. Los insectos me mordian el cuerpo con vehemencia y mis ojos veian imagenes triples y cuadruples y me dije a mi mismo que si Dios enviara un tren para ir al Cielo, lo tomaría, solo para que las ramas y las hojas y las cañas dejaran de escupirme en el torso y en el rostro, para que el mundo dejara de tajearme en este barrio nuevo, para que el mundo dejara de expulsarme continuamente, Porque, acaso no tenemos toda la vida en un solo dia, que esta bien que estemos desnudos y solos?
Sonó un trueno y el cielo púrpura se iluminó con un destello potente y breve, y entonces dejé caer mi cabecita de poelusa rubia sobre el viejo riel, y esperé hasta que el siseo de la vibracion de las ruedas del tren se hizo ensordecedor golpeando contra mi pequeña sien, y pensé en mi abuela, que era como un tótem indio, como la cabecera de playa de todas las guerras ganadas, y me sentí muy lejano a eso y muy cerca de todas las débiles sospechas que sostenian el marco plateado de mi mundo.
Entonces pensé en mamita y alargué mi manita hacia el tercer riel, y me dejé prender en luces y cuando mi cara se aplastó contra el fondo del mar incontenible, entonces, solo entonces, llegó la calma a mi cabeza, al fin coronada.
x x x

MI QUERIDA MARY SHELLEY:

Todos somos como Frankenstein en cierta manera. Mal cosidos, mal armados, mal reanimados, con el corazón latiendo en una mano y el cadáver de la infancia en la otra.

jueves, 7 de septiembre de 2017

EL RESUCITADO

Hoy encontré esto. Entre mis devaneos, mis cavilaciones, mis stalkeos, mi interrogante eterno, y esto. Fuimos novios unos largos tres años y medio. Dolores Weihmuller. Mi primer novia, mi primer novia que tuve a los 30 años. La primer mujer a la que abracé con esa fuerzxa primera y nueva. la primer mujer que dije era mia y que durmió conmigo en mi cama, en mi pieza, con la puerta cerrada. Y esta noche de insomnio me entero que hace casi un año que está muerta. Era la piba mas buena del mundo, un alma errante, como yo, como toda la gente que conocí en los loqueros. Ni llorar puedo. A veces, cuando ves a una persona con una enfermedad mental, en medio de la vorágine de la locura, que es como un huracan insoportable, podés ver esos claros de bondad, de tranquilidad, podes ver esos atisbos donde se ve claramente a la persona definida y enfocada que Dios quiso hacer pero que por esas de la vida se trastocó y mutó en mala suerte, en un destino torcido, en un bosquejo obscuro de la idea original. Ya no importa. Yo estaba enamorado de esta mujer. La amaba. Le escribí poemas, tocabamos y cantabamos juntos y grababamos infinidad de improvisaciones locas con un viejo walkman. Estabamos los dos completamente enloquecidos, fuera de los rieles, encendidos de amor y de desesperanza. Pero nos teniamos a los dos. Unas internaciones de ella nos distanciaron. Ella llamaba de vez en cuando y hablabamos un poco, o nos vimos un par de veces. Un dia llamó y yo muy paciente y egoistamente le dije que estaba con otra mujer, que mesura, que mantengamos la etiqueta. Solo fui otra voz de rechazo en el telefono. A los locos no nos quiere nadie. Nadie. Ni entre nosotros nos entendemos, asi que dificil querer lo-que-sea. Soy un sorete como cualquier otro, supongo. Esta foto que posteo acá la robé del muro de alguien. Esa sonrisa de Dolo es la sonrisa que deja al éter, a su madre y a su padre, a su hermano y hermana, a sus amigos y amigas y en cierta forma, a mí. Yo siempre escribí de como la mayoria de la gente que quiero está loca o muerta. Bueno, por ser un forro de mierda y andar enroscado con mi sombra... lo unico que tengo es de muestra un botón. No sé que quiero decir. No sé que le pasó. Ví su perfil de facebook y estaba muy desmejorada. Parecía tener 20 años mas de los 50 que debe de haber tenido cuando murió. Miro esta foto y envidio a quien le haya sacado esa foto. me acuerdo cuando venia a acurrucarse conmigo y me decía: "Quiero mimos". A veces la vida es un largo e incesante invierno y tomamos lo que podemos y damos todo lo que hay y lo que habrá. Ahora tengo que ir a buscar unas fotos, hacer unos escaneos, tal vez preguntar por una direccion, mandar un sobre con cosas por correos, algunas cartas no mandadas por ella. Pero bueno, todos nos hacemos un sobre con algo adentro, en algun momento, no?

SEPELIOS Y PARTICIPACIONESPublicado el 17/11/2016
Dolores Weihmüller q.e.p.d., falleció el 16-11-2016. - Sonia Irazu de Weihmüller participa el fallecimiento de su hija en el afecto y ruega una oración en su nombre. - LAZARO COSTA, 25 de Mayo 501, San Isidro. Tel. 4732-1200.

EL RESUCITADO - un poema de Fernando Christian Rodriguez Besel
Para Dolores Weihmuller, QEPD


Hoy lo han resucitado

al conocido este tuyo y mio
el de la cara como de ripio de tanto dolor
el que denunciaba que le habian robado las zapatillas
al corazon desnudo ese

le pusieron los brackets
le enderezaron el pelo
le cosieron los labios abiertos
y con un pañuelo le hicieron jurar
que el moco era pecado

lo surcieron a almíbares
le tajearon el pecho con la borrachera
de todos los mandamientos

y le pusieron un cisne en la cabeza partida al medio
y de ropas un monton de palabras suaves
y símbolos tan antiguos y rancios como todos los tiempos
de los de los hombres que se encargan de la seguridad y de esconder las
llaves

y entonces vino un paje muerto a contarmelo a mi al oído
yo que estaba echado con la lepra sobre mi mesa de trabajo
desnudo y con una pistola de amor en la cabeza
yo sostenia mi pene y en mi mano agarrotada
no había ninguna Biblia discernible
ni cielo que clamara que me hubiera parido

sin padre y madre
ahogandome pensando en que debia volver
a ese colchón asqueroso que me quita cada noche
de la vida

y vinieron y me lo contaron todo
y yo te lo conté a vos
y entonces yo tambien me cosí la boca
pero los cordeles quirúrgicos se partieron y
en la noche que yo siempre mas quiero
rompí los huevos sobre la sartén
prendí un cigarrillo
y le juré a estos demonios que me llevan al infierno
que amo, y que te amo a vos, y que no se hable mas
de ese otro
que de eso no se habla
que hay cosas que no se dicen de los muertos





lunes, 4 de septiembre de 2017

EL CIEGO

Cuando era chico
habia un boletero en la cancha de polo al lado
de mi casa
era ciego, con su baston blanco
y su chambergo y su camisa blanca sin
planchar
y una de esas caras que lo ven todo que es como ver una montaña a catorce kilometros mas allá
Y pasaba por la ventana de mi casa en Palermo y mi papá me decía: andá a ayudarlo a cruzar la calle.
Y la calle era una calle cortada por donde no pasaba nadie y yo iba y le decia, señor, lo ayudo a cruzar la calle? Y el ciego me decía: Sí.
Probablemente el tipo sabia entonces muchas cosas mas de las que yo sé ahora cuarenta años después, pero me dejaba tomarlo del brazo. Me gustaba agarrarlo del brazo y sentir esa masa caliente, muy caliente debajo de la manga del saco grueso. Caminabamos despacio. Eran solo diez metros, pero eran unos buenos diez metros. Entonces el señor iba y levantaba el pié y subia el cordón de la vereda con su viejo zapato marrón y entonces yo lo soltaba. Tal vez me decia gracias, o un hasta luego, pero se iba, caminando entre las hojas secas de eucalipto en el suelo, abajo del sol, hacia su trabajo, en un verano tórrido. Y yo lo miraba irse, entonces me daba vuelta y veia a mi padre sonrerime. Extraño muchas cosas, pero a mi padre y a los ciegos es lo que mas extraño. No necesito a Borges, Borges me la suda, necesito gente común que no pueda ver mas allá de lo evidente. Extraño eso: el brazo de un anciano invidente y los dientes de mi padre. La cara de mi padre, Las caras de mis tios. Los abrazos de mi tio. Extraño tanto a los ciegos que me estoy volviendo ciego. Yo no necesito la poesía: los versos y las puntuaciones y los acentos y los sentimientos son como un bowl con comida de perro en una mesa dorada a la hoja y enjoyada con esmeraldas y rubíes. Que vengan los ciegos. Tengo tres amigos ciegos. En el psiquiátrico conocí muchos ciegos. En Tribunales conocí mas ciegos. En el calabozo de la taquería eramos cinco ciegos jóvenes y una manta sucia y orina en el suelo. Eramos jovenes y estupidos y ciegos. Ahora ya me vuelvo viejo y sigo estando ciego. Pero este ciego en particular, con un trabajo en particular, con un saco en particular y con todo ese rescoldo interior quemándome la manita es el mejor ciego que conocí. Era un folklore gentil. Era un trecho breve pero los efectos secundarios fueron terribles, y maravillosos.

domingo, 3 de septiembre de 2017

EL MÚSICO PROFESIONAL





                             EL MUSICO PROFESIONAL

Fue una noche en un local restaurant muy seguro y muy limpio
fuimos a comer algo con mi tía
hace unos veinte años atrás, lejos de la pesadilla de ahora

El lugar estaba bien pero era un lugar al que ahora nunca entraria
aunque me dieran comida gratis, aunque no vieran que me como las uñas
había una banda en vivo, la banda se llamaba Max, y la banda trataba
de tocar musica country

Que mierda, hasta tocaron los hits de Kenny Rogers
esto debe de haber sido en los tristes mediados de los noventas
porque en un momento los muchachos y muchachas de la banda
en sus camisas y botas tejanas, desde debajo de sus sombreros tejanos blancos
una lengua pútrida negra apareció desde debajo de sus pequeñas cabecitas
les bajó lamiendolo todo hasta los dedos
y empezaron a tocar una de
Nirvana
«Smells like teen spirit"

Después se despidieron con otra de Kenny Rogers
«The gambler»
todo el mundo estaba cantando y bailando
nadie estaba borracho
todos estaban con la panza llena
una noche de «cena show cualquiera»
más
muy bien pagada

Entonces tube que ir al baño
escaleras arriba
me lavé las manos con el jabon fino colgado de un fierro
de mis manos salian grumos grises de mugre

Bajé las escaleras y ví al guitarrista de la banda subirlas
para hacer tambien lo suyo, con su sombrero Stetson
sus jeans y su camisa bordada
y lo felicité por las canciones y le pregunté:
Tienen canciones propias? Tienen canciones que hagan ustedes?

Y el semblante le trocó a una negrura infinita y los ojos
se le ensombrecieron como a un gris muy líquido y ténue
y ví que debajo de los ojos habia unas bolsas grises y purpúreas
llenas de arrugas había una tristeza completamente seca en esa
cara y ví la paleta de colores faltantes en esa cara
esa irradiación ausente tan temida
Me dijo: No, no hacemos canciones propias, solo covers

Esa fue la lección mas importante sobre música que recibí en
toda mi vida

Jarana y Vidurria en Neverland Shopping Abasto 1ro de Septiembre 2017

Tema de hoy: Una Pobre Viuda Geisha - Hecho con el Mixcraft 7


miércoles, 30 de agosto de 2017

LA EDITORIAL DEL DIA DE HOY

No todo lo que hacemos es politico, ni politica. La mayoria de las personas que conozco no tienen modales, ni experiencia, ni un buen corazón, ni saben como mierda atarse los zapatos o como colocar un forro arriba de otro forro. Yo no soy una luminaria, pero la mayoria de la gente estos ultimos cinco años estuvieron las 24 horas desgarrandose las vestiduras por ver que tipo de diario leia el otro. Mira vos ser tan imbecil de darle bola a los diarios para ver como va la mano ahi afuera. De ultima, lo que logras es hablar de los diarios con otra gente que habla de los diarios hablando de la gente que se pelea por cual es la verdad menos absoluta en cual o tal diario. Háganse coger. Si lees Clarin, y despues Pagina 12 y despues La Nacion, lo metes en la sesera, lo agitas (no revuelto) y lo pones sobre la mesa y te sale mas o menos el color intermedio entre el rojo, el azul, y el amarillo. Despues agarras la llave, bajas ahi abajo, te compras tres sanguches de miga, te vas comiendo uno de atún mientras caminas, ves a un linyera, le das uno, te sentas en Bulogne sur Mer al solcito y te comes el otro, y si tenes una factura tambien te la comes, y ves la basura podrida en la esquina mientras pasan los botijas y las cholas y la canusa habla bien pagada de si mismo en la esquina, estas lesbianas de pelo severamente recogido penetradas por sus machotes sargentotes, y decis, loco, que mundo raro, que mundo loco, todo el mundo haciendo mierda al otro, debe ser un tipo de deporte, reventar para erectar. Volvés a casa y pensas: que raro que la mayoria de la gente escuche canciones de dos tonos, o, que raro que la gente tenga orejas para comprar cotonetes. O pensas, el sol está lindo, algun dia me voy a morir y me van a negar el sol sobre mi cara. Y todo esto va a ser algo que habrá que rebobinar y tirar. Vuela un carancho sobre un parque y pasa una linda negrita tucumana con unas lindas tetitas vendiedo empanadas y le miras el culito y ella te ve y se acerca para hacer plata con vos. Vos te acomodas las piernas, las apretas, respiras hondo y volves a querer morirte. Diario? Que es un diario? Yo respiro para hacer politica? Hacé politica vos, boludo, boluda, haciendose la guerrera con toda la platusa en un bolsillo que nunca verá pelusa. Que lindo, me salió un versito. Chupala. Hoy pasó una mujer en el subte, discapacitada, enervada, cansada, con el speech y la letanía, le doy cinco pesos y volvió furiosa a devolvermelos porque pensó que, como yo iba con una guitarra, le estaba dando plata de mi gorra. Todo el subte me miró medio cagandose de risa y la vieja hecha una furia pensando que yo le estaba teniendo lastima en vez de ver que le estaba dando una mano de un enfermo a otro enfermo. Fue raro. Ha salido el sol por pirmera vez en cuatro dias y me encuentro con inflamados posts entre los cuales se destaca que una siome me dice que todo lo que hago se orienta a la finalidad de decidir quien ha de cogerme por el orto. TODO lo que hago. Un hombre y una mujer pequeños lamiendo una delgadisima tajada de poder. Purreta, si vos solo pudieras saber lo que son mis noches y de cuanto me paso por el orto la militancia jovial de la huestes juveniles, la lucha marxista o los LGTB, o el Salven a las Ballenas y Aplastemos al Patriarcado porque, a fin de cuentas, con mi derramamiento de sangre, expuesto como una fractura así como está pidiendo auxilio, acaso ha venido un puto o un trosko a darme un abrazo? A lo sumo habrán escupido en mi sombra digital. Es mas probable que me toque la puerta una ballena. Mucho ruido y pocas nueces, y tengo noticias para ti, mi querida novicia, mi impoluto Adonis: Todos pensamos que estamos un cien por ciento en el camino correcto y en certero plan de fuga de la mediocridad y de la vana demencia de lo superfluo. Piensa en eso, al borde del panic attack, el dia que te salga la primera peca y salgas corriendo a pagar un taxi para protegerte de los rayos UV y de esos sucios y malolientes colectivos donde tose el po6pulacho sin brillo. Ah! Tu cubículo con corlok, tu primorosa agenda repleta hasta vomitar de contratiempos y cumpleaños, stickers, gatitos, la foto de la bisabuela en el ultimo cajón de la comoda con una bombachita rota. Dios quiera que nunca se te caiga un techo en el alma o se te levante sobre tu nombre una pared insospechada inmensa. Porque entonces vas a tener que cometer el peor y mas imperdonable de los actos habidos y por haber: exacto, un acto político. Mientras tanto escrutiniza ella la vida de los otros, y él la de los otros. Me chupa un huevo, yo tengo un nombre para cada uno de los hombres que pisen esta tierra. Soy un hombre solo. Es mi derecho divino e inalienable, como tambien una muerte solitaria.






viernes, 25 de agosto de 2017

Oh where are thou, brother john peel


Esa noche con la cabeza debajo de la almohada
detestando mi vida
escuchando la de ellos en el piso de arriba
con la sangre dada vuelta
los ojos en blanco contra la tela de la almohada
almohada es la
palabra clave

corria el dial como un caballo rabioso
mis dedos blancos y delgados por la desnutricion
mi cuero cabelludo tirante
mi delirio inducido por los cerdos
y entonces paré

esta es la noche dije
y quise que se pararan todas las noches y que el sol se enfriasra
y con esa piedra hundirme en la ciénaga

cuando mis dedos dejaron de moverse
el dial se posó entre crujidos en la emisión de la BBC
y una tonada dulcísima me bañó la cabeza y las orejas y los ojos
y traté de sintonizar mejor, pero no pude, y aun así escuche esa canción
y otra mas
la banda era Nosotrash, el tema era "Tan solo por los besos"

siempre tuve un oído afinado
soy como un lince maravilloso y dorado
que corre con ritmo
lento como una ballena
sagrado como una ballena
soy un gran animal masivo
y merezco amor

entonces John Peel empezó a hablar
y cuando digo a hablar quiero decir que me dio su bendición
me calmé y saqué
la mano del gatillo neuronal
abrí la boca y esa sanguijuela gorda, la ténia del odio esa
saltó abajo de la cama se escapó corriendo por la alfombra en su negro y
asqueroso gateo pegajoso

y al día siguiente, o sea tres horas después
inicié una investigación
hice eso
en vez de suicidarme
colgándome de los soportes de el armario arriba en la pared
en la habitación contigua

Gracias, Nosotrash, por eso
Gracias John
por eso.

jueves, 24 de agosto de 2017

DAMOCLES, O COMO EDITAR


Nunca digas de donde vienen tus palabras
la saeta debe plantarse implacable sobre el objeto libro

nunca escribas mas que lineas de
ocho centimetros de largo
quita seis segundos o un metro y medio de celuloide
mide con el brazo
como en la edición de las peliculas mudas

sé emocionalmente remilgado

el que se desnutre
flota

no te pongas gordo
sé como una pantera de cristal
no escupas en tu propia pared

cuida el cuerpo del poema como quien come vegetales
con un refinado asco de si mismo

Nunca confíes de que estas preocupado por tus tripas
y si lo vas a hacer sobre tu alma
sé suave
delicadamente despreciativo
excepto con el aire de yogur ponzoñoso que se posa sobre la cabeza de las mujeres
de cincuenta kilos estrictos

hey
acabás de NO quitarle ese metro y medio a una frase
relativamente colorida,
Fernando

Damocles
hazme acabar

miércoles, 23 de agosto de 2017

El primer poema

El primer poema que escribí fue todavia en mis teens. Y trataba sobre una muerte, una muerte violenta. Se llamaba Pati, y era una mujer ya mayor que se quemó en un incendio en el departamento de arriba de mi casa de Palermo. Estaba acompañada de una amiga, Estela. Pati puso un aerosol de cucarachicida arriba de una estufa prendida. No muy copado, hacer eso. La cosa explotó, Estela salió corriendo, llegaron los bomberos y la bajaron por la escalera, solo vestida con un camison de.. poliester? que se le habia pegado a la piel tambien quemada. Todo esto a un metro y medio de mi cara. Se podria decir que vi a la muerte de cerca, o muy cerca de alguien mas y muy cerca mio. Patti murió unos dias despues en algun hospital bonaerense olvidado por Dios. Algo que ver con el higado. No recuerdo muy bien la cara de Patti, pero se me vino a la mente este retrato: su cara, tal vez su pelo chamuscado, rubio, oxigenado. La cara: pintura oscura, delineador negro alrededor de dos ojos negros de vidrio. Su cuerpo desnudo con girones de tela pegados a el cuerpo flacido. Probablemente ví sus pechos desnudos. La paleta de colores: blanco, con agujeros con el borde negro, el centro rojo, muy encendido (buó) y los agujeros de un color morado, bordeaux, y muy brillantes como cubierto por una mucosidad mojada. La puedo ver patentemente bajada de los hombros y las piernas por los bomberos. No recuerdo sentir miedo, solo ver la puerta de entrada, de vidrio, completamente volada hacia afuera por la onda expansiva, y yo se lo dije a mi padre: Onda expansiva. Porque lo habia leido en un comic de el Hombre Araña. Juro que alguien me felicitó por la ocurrencia o el detalle... Yo estaba en pijamas y podia sentir el fresco de la noche. Estaba descalzo. Mi coronilla llegaba casi al pecho de los adultos alrededor mio, que no era ninguno muy alto. No se por que recuerdo esto sobre la mujer ahora. De hecho, no recuerdo que estuve haciendo antes de escribir esto. No encuentro las coordenadas de pensamiento lineal. Solo se vino a mi mente la imagen de la mujer siendo bajada por los bomberos, el marmol negro de las escaleras, el color terracota de las paredes de las escaleras, la iluminacion como de iglesia, mortecina, como de un gran recogimiento y el conjuro de toda la escena y esas sensaciones borrosas, nebulosas, que solo un revisionismo constante y enfermizo pueden traer a mi cabeza dividida constantemente. Tal vez sea el sonido de la hornalla calentando el agua para el mate. Quien sabe. A veces me dan ganas de tomarme un bondi y volver a mi viejo barrio y simplemente pararme ahi. A donde estaba la vieja entrada del departamento. Solo pararme. A todo esto mi vieja casa de departamentos ya no está, fue demolido hace unos treinta años. A pesar de que hace rato se convirtió en un barrio de chetos merqueros, no importa. Tal vez ver el AMANECER ahi en esa cortada. A ver que pasa. A ver que angel me da un sopapo. Pero no importa, ahi no hay nada para mi ya. Si voy a los lagos de Palermo, de vez en cuando agarro por esa calle y esa cortada de mi infancia, de los juegos, de las patadas, de las patinetas, me parece tan pequeña... y cuando uno es chico hace de un solar un Universo vasto y exótico y exhuberante. Y eso es dulce y no se olvida. Uno aprende muchisimo de tener siete años. Ya tengo cuarenta y tres y hace veintiseis que vivo en Balvanera. Es tiempo de mover. De "hacer el corazon mas pequeño", como dicen los aforismos orientales. A veces creo que me espera un río con un atardecer púrpura en una jungla norteña, una atmosfera suntuosa, opresiva, salvaje hasta el paroxismo, casi insoportable, o que me da un beso una montaña caliente o que me hundo junto a los peces en las aguas turbias de el mar del sur de Buenos Aires. El olor a la noche fresca me embarga por completo, en el sueño, en el delirio diurno, en el compás de la marea eterna que soy y que nunca se va a extinguir, de este o del otro lado del mundo, de todos los mundos.
Ok, ahora me voy a tomar mate. Solo queria decirte eso, amigo, amiga interneteante.
Una mujer, ya vieja, en una escalera, en una mala noche. Nadie le dirá mi nombre y nadie me dirá su nombre.
Le decian Pati, y yo la veia regar las plantas en la vereda y le decia "Patita de pollo". Lo recuerdo patentemente. Ok, no vale hacer bromas. Mi abuela se cagaba de risa. 
Mi abuela me enseñó como reirme: a mandibula batiente y haciendole justicia a la creación de Dios.

domingo, 20 de agosto de 2017

ESE TE AMA

Ese te ama

Ese que se rie con un diente de plomo a un costado de la cara
el que tiene los ojos de televisor y nunca de videotape

ese que se pone los huevos en la canasta de las manos
y nunca fuma un cigarrillo

que cuando se nubla y llueve torrencialmente
pone un sucedáneo de una cumbia sosegada con autotune
en algún parlante desgajado
al costado de su corazón zen
donde también viven sus zapatillas brillantes
y un libro de romanzas hecho portavelas

él te ama
el que pone la boca contra tu vulva y te maneja como un auto
tuneado
el que te agarra del pelo rojo cuando te penetra por atrás
y te monta como a una yegua
y te grita puta
y cuando acaban se pone a textear su proeza
a otros micos en el celular

el que nunca te hace un mate
o te abre la puerta del ascensor
o te da una música triste
cuando el sol que nace falla en sostenerte en ninguna cuna
pero ya quisieras

ese te ama
el que pone el puño contra tu mejilla y te tira
la cuenta del bar de la vida contra las corneas en una cuenta regresiva
el que hace de tu abdomen un piano triste

ese te ama

el que te mantiene mirando el teléfono
escribiendo cartas sin mandar
el que hace que tus zapatillas
tengan el doble de agujeros
el que hace de tus sueños una zapatilla

eso
digamos eso
digamos que te has convertido en una zapatilla
y que el amor de ese que te ama
es lo que es
y que tu amor recíproco
es lo que es
pero que sos amada sos amada
y que elegir
es dificil

Eso te ama

Ese
ese que ronca al lado tuyo
una mota de polvo cae en tu iris abierto
y tu visión se abre como un Dios
en la mas
completa
obscuridad

viernes, 18 de agosto de 2017

B.A. - 18 de agosto - 2017

Total desprecio por la vida. Total desprecio por la sangre humana. Total desprecio por cualquier madre con un hijo en brazos en Barcelona, en Gaza, en Buenos Aires. En Zaire. Total desprecio. Ofrecen una mesa con una trampa para osos en el medio. Lo que mas me enoja es que no se que hacer al respecto. Media ciudad vuela por el aire y siguen saliendo pizzas del horno y si tenes un MONTON de suerte ahí bajan por tu garganta y los diarios salen escupidos a todo color a las cuatro de la mañana anunciando que el milagro está a la vuelta de la esquina, si es que mañana todavía queda una esquina que doblar. Los milagros siempre ocurren mañana. Los milagros siempre son oblicuos porque parece que no estamos apuntando el arco en el ángulo correcto, y esto parece ser un planteo tanto nebuloso como extremadamente correcto. Alguien sabe como hacer que ocurra ese milagro? porque yo lo quiero tanto como cualquiera. En una de esas si nos juntamos cuatro o cinco tal vez pase algo. uno se pregunta donde están eso cuatro cinco o por que no estan. Eso es ocho o diez hombros donde apoyarse. Puedo ver pedazos enteros de países volverse tan delgados que empezarían a flotar y disolverse en el cielo como si nunca hubieran existido.
Ahi está: conjugué terrorismo con pizza, con la melancolía de las mismas noticias con cinco o o cuatro personas ,mas la disolución física, moral y espiritual de pedazos enteros del planeta Tierra. No se en que me convierte eso. Supongo que en un poco mas de ese montón de nada. Hay un huequito que pasa a través mio, aqui en el pecho, por donde pasa el viento. Si vos también lo tenes entonces también estas con el cinturón apretado. El corrector ortográfico automático me marca diecisiete errores ortográficos, pero a los Big Popes que conjuran su error humano como si se tratara de un maravilloso cuerno de la abundancia a repartir entre la gente de a pié me tienen a vos y a mi de cajón lustrabotas y lamiendo milanesas sin freír mientras contamos cuantas muelas y caninos nos quedan. Not cool.

jueves, 17 de agosto de 2017

RUBIOS QUE MUSITAN CONGELADOS EN LAS MEJILLAS DE LOS ARBOLES



En un lugar de Europa/ donde todo es amarillo y azul/ donde respiran y se hinchan los arboles/ donde se comen las bayas/ donde no hay culo sucio en ningun lado


A la postre supe esto:/ que le hablan a los arboles/ que lo dicho por estos/ fue mágico y se tornó borroso/ que papá y mamá viven solos alimentando a los canarios/ pero en resumen/ que le hablan a los arboles/ susurran esos pueblos amarillos y azules/ contra las cortezas quietas/ impecables/ lejos de los arboles tristes y sucios de Balvanera


Han escuchado los maestros de la limpieza/ esas palabras de cientos de miles de años/ mas verde que lo verde/ y al darse vuelta habia una fila para hablarle a los arboles/ habia cien mil personas por cada arbol/ y por cada arbol una respuesta profunda/ de clorofila y el espanto de todas las eras/ y aquello que dijeron los arboles/ se convirtió en un lago infernal de fuego/ dentro de las cabezas vacías/ de esos hombres y mujeres/


Los hombres y mujeres se dieron vuelta y vieron a cientos de miles con los dientes blancos/


y a el árbol no le molestó para nada:/ vio las nucas, los pelos blondos en pelusilla, la llama insoportable e inquiriente/ y los arboles ni lloraron/ y los hombres y mujeres marcados tampoco lloraron/


porque esas gentes no vieron a cien mil más de su tribu/ no vieron el semen vivificante de lo podrido en la tierra y como convulsa para apretar el puño y alzarse al cielo con más fuego/ mas rabia/ mas humano/ un solo pisotón en la tierra y se conmoviera tal vez un tercio de la Tierra/


El hombre y la mujer pasó de largo a través del cuerpo ectoplasmatico de su coterraneo sin pasado y sin futuros, sucios, ellos y el tiempo que viene y que va/ pues no hay cielo ni infierno en Suecia/ solo dinero/ suecos/ arboles hermosos tapiados por un corazón/ solo uno/ hecho máquina/ donde los niños rebeldes/ taladran sus garabatos/ hasta que los callan con manteca y con vino/ con pechos perfectos y muchachos de diecisiete años con grandes penes y pelos que nunca se ensucian/


Han muerto muchos/ pero los árboles son acariciados por las mentes inquirientes y las manos de bellisimas mujeres y de hombres de glandes rojos y de caderas estrechas/ preguntando un nombre y pintando de payaso la cara/


Deliberan/ como yo lo hago/ en el fuego del infierno/ bregando por limpiar limpio sobre limpio/ mientras el hígado se esconde detrás del riñón y se pule el fémur y se acaricia al perro/ el perro mea el árbol/ el hombre azota al perro con un palo blanco/ y deja al perro muerto y negro/ y el árbol no se cae/ y lamentablemente tampoco/ los hombres y las mujeres/


Relojes, martirios, camas hipoalergenicas/ bombas cronometradas en los cubículos de las oficinas debajo de un sol oblicuo de las orgías sanitizadas/


Calibran el esperma en condones bajo supervisión del Estado/ larga vida a la cautela y al balance/ a los huesos que acunan a los niños by design/ a la calentura suicida de Buenos Aires postrada en un catre de cáncer/ lame suavemente con tus yemas el mundo inundado por las cloacas de uno/ toca suavemente el parir de nuestra lengua cajoneada.

miércoles, 16 de agosto de 2017

EL QUE A ESPADA MATA

Sin resquemor
ni resentimiento, digo:
el arte, el negocio del arte
el mercado en el templo
esos sodomitas miserables

Es un paraíso restringido ese cielo
un cementerio ilustre de miles de almas rotas
el arte es un condominio de oro
una fuente de la juventud cercada
por alambre de púas

dejen entrar a mis seres queridos,
hijos de puta

snobs y maricones sin corazón
ustedes, diletantes frígidos
sin corozón y sin huevos y sin grasa en el cuerpo
los chupados de espíritu

dejen entrar a mis coterráneos locos
a mis amores en la lucha
a los sentidos homenajes vivientes que hierven con pasión
en la cancha salvaje de los malditos

dejen entrar y regocijarse
a quienes les partieron los antebrazos
peleando por un mendrugo 
en el purgatorio helado
en el realmo de ese mercado 
de pesadilla

jueves, 10 de agosto de 2017

MADRIGAL DE UNA ESCENA CONYUGAL INTENSA

Tu hermana
laxa
blonda fofa en un ataque de ataraxia
Basta!, espeta, tosca y vasta:
No te quiero, Luis Alfredo
ya no tienes mas pelo...
Calla!, le dije a la amazona
que ya bastante estaba panzona
de tanto libar ponzoña
Tu blondo pelo no me llama
ni me llama la lana de la cana
por ende dejaste de trabajar la calle
por guasa, por chapa, por tarada
Tu, lacayo de lo obceno
ven y chupame la copa de los senos
que sonrosado y texturado espera babeando
la leche agria que te supura del cuerno
No te toco, vil arpía!
porque prefiero la raja de mi tía
que peluda y olorienta se abre al alba
cuando me quiero pensar que te quedas calva...
Tu pelo, dorado como un pollo al spiedo
tus muslos, lechorros y grasientos
tu culo, gordo como un pavo de navidad
que se alza en tu anca como un caricaquiento monumento
Ah!, tú, zafio ejemplar de una humanidad desvencijada
ya querrías tu tener de esta carnaza una tajada
ya que tu picha espicha todas las mañanas
después de tres tristes solitarias pajas
Puta de mierda, tu y tus chiribinches con chongos chotisimos
hato de maricones de playa sobre los cuales escupo
mi esputo blanco que gasto en negras cipayas
que cagan marmol y comen bayas!
Me cago en el dia que toqué tu blondo pelo
porque el mismo ha puesto sobre mi rostro un escalpelo
aunque le ha pasado a mi padre y le ha pasado a mi abuelo
que por putear han sido puteados por putas sin vuelo
Ja! No te necesito, macho venido a menos
tan solo a este chupete que me da Ernesto
Que Ernesto?
El que me coje con esto!
Mira esta estatua alcalina de yeso y granito, salina!
profundo registro de cuan tan profundo me cogía
Sucia prostituta sin cariño por la decencia
no te cura ni la ciencia
ni te tiene naides paciencia
porque tu patria es la indecencia
victima de todos los virus conocidos
nadie ya te quiere dar jamón cocido
ya que mora en lo profundo de tu ombligo
un enano negro con un ojo mal nacido
el espiritu de tu moral caricaquienta
te han follado mas de ciento cincuenta...
Amor, no sabes nada de ello
pues mi pubis es del pueblo el mas blondo y el mas bello...
Que va ser hermoso tu empanada si el repulgue ese no contiene nada
solo pesadillas, resquemor, y arrepentimiento
porque ni la penicilina puede salvar a este pene moquiento!
Si no sabes lo que quieres, que te mueres?
Con mi bibalbo exuberante
puedo ser mujer errante y de cencerro cantante aunque el pueblo no me pida
porque con esta peluda que aqui camina yo consigo la comida
trufa dorada que simpatia rezuma, alta concha, mas honda... ninguna!
Con este verso aqui te canto
mujer de cascos ligeros
porque con tu maravilloso encanto
has roto siempre mis huevos
bizca y gorda y cornuda
y aparte de eso
pelotuda
yo te quiero, no te enojes
pues me hipnotiza la presteza y la dureza conque me coges
y si no te gusta
ahi esta la puerta,
si igual, LA TENGO MUERTA.

martes, 8 de agosto de 2017

TODOS LOS VIVOS


Me maldigo por no poseer cualidades perdurables
         al igual que algunos brazos de océanos y ríos de hace un millón de años
me secaré y solo quedará la huella fosilizada de mi lecho
un esqueleto de la bomba de vida que juré proteger con mi vida

Entre papel higiénico y bocanadas tabáquicas estallando contra las paredes

mis puños se volvieron grises entre guerra y guerra
y cansado con el lomo doblado
llegué a besar con la lengua el suelo
mordiendo la caca

Y los recuerdos de mi abuela y su primoroso departamento

los parquéts impecablemente lustrados con Cera Suiza
el oxígeno virgen en el aire abrazando con su elegancia
las paredes de su mayoría de edad y de mi infancia
el pesebre en las navidades y el arbol de navidad entre jazmines
tan grande como cualquier Dios posible tan implacable como cualquier Diablo
su sonrisa explosiva y su abrazo y sus manos nudosas acariciando mi pelo
al tic tac de lata de un reloj sin misericordia

Que se curtan, dicen mis tripas

que me tilden de agorero
que me tilden de hombre triste
que me tilden de lo que quieran y que me garchen
pero que me lean sin simpatía entre mis lineas enfermas
y ahí estará mi circunstancia y mi crucifixión
de todas maneras, como cualquier poetucho que solo merece a otro poetucho
solo soy un cadaver hermoso que se lleva en la cartera indolente
       o entre los dedos descuidados entre frívola copa y copa
       Al igual que cualquier pobre diablo preso del delirio de un juicio
lo que diga o lo que cubra con mi cuerpo podrido
será material del silencio y de el cariño depositado
en el polvo que ya reposa también en SUS sienes humanas

Llevo en el corazon doscientos años de linaje parido con dolor

en mis testículos secos no existen aun los ojos claros que regocijarán mi cuerpo viviente
o la razón de mi vómito o las razones por las cuales huyo sentado en esta silla verde

lunes, 7 de agosto de 2017

OH NO I´VE SAID TOO MUCH


Se han molido a palos porque les dan el palo

Vamos con Carla a través de la lluvia y los cartoneros se bajan los pantalones
de trabajo y se los cambian por otros jogging mas secos
sonrien y rien
en calzoncillos
ha sido un dia duro metiendo la mano en todo lo que vos y yo cagamos
han sacado cincuenta kilos de cartón que venderán en algún lado
mañana
cuando se levanten de la misma montaña de papel que les hizo
de cama

cae la lluvia purpura con acordes reverberados
me gusta de vez en cuando ver una batalla bien peleada y bien ganada

me siento inusual:
siento amor, siento alegria, siento mis piernas
vengo de dos dias con un bicep desgarrado

hoy con Carla hicimos el amor por un rato
ella acabó
yo no

despues nos revolcamos por el suelo destrozado
haciendonos cosquillas y mordiéndonos
me gusta ver la boca de Carla
abierta con todos sus dientes blancos
a mandibula batiente
(tiene todos los dientes, cosa que me sorprende)

ella se rie a carcajadas y a mi por dentro se me estruja algo
y entonces ahora me llamo a silencio.

viernes, 4 de agosto de 2017

EXPERIENCIAS EN COMÚN

Escrito a una amiga que quiero mucho a quien solo conozco por FB:


Vos tenes experiencia terribles que te dejaron mucho tiempo de rodillas, y yo puedo entender eso porque tambien fui (a veces aun lo soy) una suerte de supinado, un lisiado del corazón que se debate entre el terror del día a día y la exaltacion proyectada a un mundo que miente y denosta y se inclina hacia la sensualidad en vez de la visceralidad. Soy un friki de los que lloran y abrazan y después escriben fuerte y torpemente, y eso, en el mundillo bastante, repito, BASTANTE miserable de la literatura, sea alta o baja, para ese mundillo, ese modus vivendi es IMPERDONABLE.

jueves, 3 de agosto de 2017

EL PORCHIA QUE MUELE


- Rodriguez, usted no tiene categoria alguna.
- Algunos perros aman a sus gatitas. Chupame, dale...


Noche de pornografia. Tetas. Guerras se han iniciado por tetas. Y una boca. Mayormente por una concha.


Ok, basta de gûarangadas. Refinamiento. Control. Tirá masitas. Hablá en castellano.l

Control. Palabra huraña.

Cualquiera que pueda escribir la palabra "huraña" se va a tener que cagar a trompadas con la muerte.

Principalmente sexo oral. De la cadera para abajo: una silla, del menton para arriba: un milagro.

Poesía. Que vicio. Antes me escribían cartas de amor. Mi fanbase se cagó moriendo.

Mi puño, tu entrepierna. Nah, mas delicado: Mi corazón, tus libros de Osho. Perras nazis never die.

"Nada práctico que poner aquí mas que un corazon a cuerda"


Aspirar al arte es como pedirle a una rana que se peine raya al medio. No lo intentes.


Abortá a la academia que se quiere meter en vos.

El oido discriminante no se repugna por la intolerancia. Solo la mece en sus brazos hasta que crezca.

No se piensa el amor, se siente. Lo que se piensa es como seguir vivo antes, durante, y despues de vivirlo. Psss... muy Coelho.

Pretender ser virgen de daño es hacerle un desapasionado culto a la muerte.


Un poco de cordura es oler el quilombo que hay abajo de la tierra. Porque abajo están los que nacen y arriba los que hieden.



miércoles, 2 de agosto de 2017

martes, 1 de agosto de 2017

SUS PROXIMOS TREINTA AÑOS

Le dieron una pistola y se la puso al cinto
se metió en el camión de caudales con su pelo engolado
vestido con su traje de civil y corbata y su bigote negro
los ojos chispeantes y las piernas trémulas
un viernes que garuaba con hombrecitos que garuaban
y no sabia muy bien como habia llegado a esas cosas
con un hijo recien nacido y una hija de dos años
el hijo sospechosamente parecido a la madre
lo cual era un mal augurio una insomnia creciente
ella hablaba sin parar con una lengua viperina
y el callaba y tomaba sus pastillas tranquilizantes
mientras en el camión algo le golpeaba ritmicamente
el estomago y entonces se cerró la puerta con un clack seco y
muy solido
y ahi estaba él con su sueldo de doscientos mil pesos
y su gran nariz bajo los efectos del Plidán
rodeado de eunucos inescrupulosos con ametralladoras
pulcramente afeitados y perfumados a la lavanda
y cuando arrancaron el camión le empezaron a picar los pies
en los zapatos y un sudor caliente y acídico envolvió su mañana
dejó caer su trasero huesudo pensando que nada dura por siempre
que qué mejor que las piernas aguantaran diez años mas
rezando como un niño que en la penalizacion de los años subsiguientes
la mente consignara una tarea fija, algo mas que una almohada
pero no lo lograría, mi pobre padre, porque esos años de cowboys
fríos detras de anteojos obscuros con manos furiosas
sin saber muy bien por qué o para quien o para que causa
se ennegrecerian inútiles e impotentes como viejas fotocopias
hombres archivados y dejados a hueso seco cajoneados detrás
de albas extráñas en la avenida Além de la primavera de el
ochenta y tres y bajaron del camion armado resoplando sutilmente
los testiculos crispados a la vera incendiaria de el viento de junio
mientras los viejos hambrientos en la calle los observaban salivándose
esperando que los dementes del blindado se unieran a ellos
en los proximos treinta años
si es que quedaba para alguien
treinta años
pero no quedaban treinta
años.

miércoles, 26 de julio de 2017

BA, 26 de julio, 2017, 5:25 am

Creyendo. creyendo en el amor para alejarme de el sentimiento de furia y de desarraigo. Creyendo en este amor generalizado, melifluo, blando. Sobre las cosas generales, no?
Como anda tu relacion? Bien. La amo profundamente (Cascarudo, si estas leyendo esto: te quiero, caripapas).
Depto? No muy bien. Despues de venir a tapar los agujeros que hicieron sin hacer una mierda (quite de revoque, chamuyo, nada de arreglos, cal y arena, cemento, todo tapado) (parece que ese albañil, gasista, multiuso no quiere volver), no arreglaron nada. De nada. Taparon un metro y medio de revoque y se fueron.Se habra puesto nervioso por las fotos que saqué. El administrador, Samaniego, se hace el boludo. La unica salida parece ser darle una patada en la boca por toda la humillacion que recibo. Pago 3500 de expensas.
Estuve mirando propiedades por San Martin, Villa Ballester, Jose leon Suarez. El tren me cabe.
Ya haré yo mi nidito de amor.
Es de madrugada. está frio, estuvo lloviendo, encapotado. Tengo que limpiar el baño y la cocina. Hice una lista. Lavandina, Mr. Musculo, una espatula nueva para rasquetear las paredes que estan florecidas por la humedad (está por todos lados). El otro dia me lo cruzo al administrador y me dice que YA PIDIÓ UN CREDITO PARA ARREGLAR LA MEDIANERA.
Pidió un credito POR MÍ? Cuando lo autoricé yo o el consorcio para semejante cosa? Soy yo o esto ESTÁ TODO AL REVES?
Estoy escuchando a Nina Simone y me alivia un poco. Tomo té de hierbas. El mate me da asco si lo tomo todo el dia (me hago tres o cuatro mates diarios).
Quiero estar mas fuerte para estar con mi amor. El sentimiento de pequeñez es fuerte. Chateé con mi hermana por FB. Solo palabras espúreas y vibras de abierta agresión. Estoy esperando a que venga a ver el depto para que vea como está. Se lo pedí encarecidamente con toda la propiedad tonal de mi semántica y mi ortografía. la falta de simpatía por mi persona es evidente. Eso le pasa a una mujer que se pone a ver telenovelas toda la vida en vez de ir al gimnasio.
El que lea esto debe pensar que soy una rotura de huevos universal. No lo soy. Mis pocos amigos sabemn que cuando estoy, estoy al 150 por ciento. Ojala pudiera decir lo mismo de los que me rodean. Todos se abren de gambas. Si me dan el aumento este mes, me voy a comprar una viola usada de forma celebratoria por mi estado animico paupérrimo, jaja.
Por favor, permítaseme ese "jaja"? Parece funcionar así: hay que pedir permiso para vivir solo un poco.

martes, 25 de julio de 2017

AMOR, EXISTA O NO


Si uno es un simple mortal
no puede decir exactamente lo que es el amor
El amor no te necesita precisamente solo a vos
está ahi en el aire o no está
y esos dos estados se sienten bien

Creo que el amor es imprescindible mostrarlo en
acciones         revelarlo en una caricia, en un abrazo
también estar solo puede ser mucho amor
implicarse activa y descuidadamente
en la voluntad del amor
es peligroso
pero cuando ocurre es lindo
limpia los pulmones
hace correr la sangre
mil senderos intrigantes aparecen adelante de uno
y cuando realmente estas con alguien
realmente con alguien
a veces viene este miedo sobrecogedor
un miedo descorazonador y salvaje
como si todo el mundo entero te golpeara en el pecho
después de una larga siesta de dos o tres décadas
y te dijera: Despertáte, estupido!
Y ahí estas, con el culo en la mano
sudando frío por todo
o mirando como cocina
tu mujer
y la ves
realmente la
ves y te asalta esta sensación
y a ella tambien
de que todo es muy frágil
recordás como pega el viento en la cara
en invierno
y en como se encogen las arterias en verano
cuando no funcionan los ventiladores y todo el mundo
parece volverse loco y se gritan los unos a los
otros ahi abajo en la calle
y no hay departamento lo suficientemente alto como
para ocultar de que es una ciudad y un pais y un universo
incandescente y demente que busca el amor o lo niega de plano
y cuando el amor aparece
es como el mismísimo sol prendiéndose fuego
por primera vez
y la primera vez que el hombre se preguntó si
se merecía a ese calor
y es muy raro ver el amor en acción
es raro darse cuenta del grado preocupante de la
cantidad de gente sin brazos para mover los dedos
y alcanzar el amor
yo soy así también
me tapo con las mantas a la noche cuando todo está
muy quieto y me hago estas preguntas: cuando llegó por
primera vez y cuanto tiempo queda y el balance de
todo lo dado y todo lo encontrado y todo lo perdido y
entonces me asalta el cansancio por esa
difusa contaduría
y me levanto al dia siguiente con mujer o sin mujer y me toma
unas cuatro horas saber si quiero ducharme o meter la cabeza en
el inodoro para ver si las ratas pueden nadar hasta dentro de la casa
ok, las ratas no tienen mucho que ver con el amor pero
ha habido un par de ratas en esta casa con y sin mi permiso
cuadrúpedas y bípedas
y a algunas las quise mucho
y a algunas no les gustó mi amor
pero por lo menos sé que traté de entender por qué
sucede lo que sucede
por qué a mi se me cae el pelo o por qué a vos se te caen
las lagrimas
cosas berretas de existir en el planeta Tierra:
trigéminos y lagrimales y caderas rompiendo unas contra otras
sin pensar demasiado o pensando en las cosas para hacer
antes de que estés muy cansado o muy viejo o muy muerto

no me digas que no te dan ganas de
abrirle la tapa al mundo como a una botella de cerveza
y ahogarte en eso
porque no es verdad
y andamos como ciegos chocandonos contra todo
hartos de que no nos dieron ese elixir prometido o
que terminamos con los bolsillos del alma llenos de gatos muertos
como si alguien muy poderoso hubiera cancelado las navidades
dos minutos antes de los regalos
como si la hora justa en ese momento en que todo pende
decidiéndonos definitivamente entre el bien y el mal
nos encontrara hasta el cuello en mierda y odio y miedo
Y
la tortura de sobrevivir y nunca vivir
y que se vea en nuestras caras todos los sueños rotos
la máscara inhumana
del pánico         de la derrota
y solo queda tu cuerpo y la camisa mal abotonada
y las zapatillas rotas y una maceta con tu orto afeitado amagando
florecer hace 40 años y los niños mirando tu cara en el bondi
«A este señor que le pasará?»
«No lo mires, amor, ese hombre está en la cuenta regresiva»
«Probablemente encontró una manera de no matar
y por ende conduce todo lo poco que queda hacia sí mismo»
«Ok, mamá»

Ya ves, el amor se escribe solo a lo ultimo de todo
quieras o no:
Has hablado demasiado de algo que no se puede asir
completamente
y eso también te hace culpable.

domingo, 23 de julio de 2017

"Nos vamos a robar una nave espacial"

Foto en un video de rock paraguayo en un compilado de youtube.

Te van a hacer mil cosas (Llanto Sudamericana)


Anoche soñé con alguien que me perseguía en la noche. Iba bajando por Barrancas de belgrano o en Vicente Lopez, en esas bajadas que hay antes del río. En el sueño, tomé un colectivo que mas bien parecia un rickshaw a motor filipino, pero mas grande, lleno de espejos y herreria cromada voluptuosa, como los viejos colectivos 1113 de acá. E iba yo y toda la gente pasando por algo parecido a la parte mas vieja de San Telmo, la parte de la Manzana de las Luces o esa parte tan linda de Colonia, en Uruguay (que nunca visité). Y desde la bruma nocturna, en el cielo, estaban Calamaro y Charly cantandome canciones que nunca los escuhé cantar. Estaba componiendo canciones con Charly Garcia! What the fuck, man? Y en el sueño, Charly, con su corte de pelo era Clix Modernos, me cantaba esto. POSTA. Me levanté y lo grabé, desde las 4 de la mañana hasta las 7. No es la primera vez que hago canciones en los sueños, me viene pasando desde 1997. Es rarisimo. Encuentro paz en ello. De paso cañazo, me puse a dibujar.

sábado, 22 de julio de 2017

NACION DE CERDOS

Chabon de unos 24 años con un teclado Yamaha e343 y un equipo de amplificación portatil a la entrada de Angel Gallardo, subte. Me pide el encendedor para pedar unos cables para el teclado, pa conectarlo. Le doy. Entramos. El pibe entra al vagon, coencta, empieza a tocar una polonesa de Chopin. La rompe. En la proxima estacion, hacia el bajo, sube una tropilla de inconsecuentes de los de ahora, hombres y mujeres, entre 20 y 30 años. Uno pregunta a viva voz: esta tocando de en serio? Y despues: está tocando un piano o un arpa? Lo miro por el reflejo de el vidrio obscuro mientras el tren corre por las entrañas de la tierra: el "preguntante" tiene una campera inflable y la parte de atras de la cabeza afeitada al ras en uno de esos cortes de ahora con los que cuanto mas se muestra mas deberia esconder. Puedo ver sus ojos inquisidores patentemente brillando en medio de su cara. Gente, posta: Nación Neanderthal, Fase 2. Flaco, vos y tus arpas, se ganaron este dibujo. Es todo para vos. El futuro es tuyo. yo ya me fuí, pero este dibujo de un cerdo mutante sin capacidad de pensar es para vos.